Me siguen...

domingo, 5 de diciembre de 2010

MASCULINIDAD TÓXICA

El psiquiatra Sergio Sinay es un machista arrepentido, como él mismo se define. Un hombre con una mirada particular de lo masculino en tiempos de cambios.

EXTRACTO DEL LIBRO "LA MASCULINIDAD TÓXICA"

Que lo disfruten!





"Querido congénere:

Esta carta no podía tener otro destinatario que no fueras vos. Nadie podría entender mejor de qué hablo, qué quiero decir. Querido congénere, vos y yo, varones ambos, estamos en peligro de extinción. Así como nos mandaron a vivir nuestras vidas de hombres, así como nos mandaron relacionarnos con las mujeres, con nuestros hijos, con las cosas, con los seres, con el mundo, así no va más.

Te quiero contar cosas que escucho, que siento, que pienso, que vivo y que veo, cosas que nos involucran y que, quizás, no ignoras y te preocupan tanto como a mí.

Veo mujeres tristes, desalentadas, resignadas a no encontrarse emocionalmente con nosotros, a no contarnos como compañeros de vida, digo como verdaderos compañeros de vida, como hombres dispuestos a explorar con ellas los espacios desconocidos del afecto, a confiar en que nuestras diferencias nos enriquecerán, dispuestos a mirarlas con cariño, con ternura, con humor, además de con deseo.

Veo mujeres que no nos entienden ni se sienten entendidas por nosotros, mujeres que han hecho hasta lo imposible por comunicarse (y debo decirte querido congénere, que a menudo hacen de más, se ponen demasiado ansiosas, sofocan, se adelantan a nuestros tiempos). Han hecho hasta lo imposible guiadas por la mejor, la más amorosa de las intenciones. Y hoy a muchas las veo y escucho resignadas a convivir con hombres que siempre serán extraños y lejanos o, directamente, a prescindir de ellos.

Muchas mujeres prefieren compartir su tiempo con otra u otras mujeres: reciben más afecto, más comprensión, más compañía (aunque le falte el tipo de compañía, comprensión y afecto masculinos que tienen otra energía, otra vibración, no opuesta sino complementaria). Hay mujeres a las cuales empezamos (sólo empezamos) a resultarles prescindibles. Y si prescinden de nosotros, ellas estarán sin hombres, pero los que estaremos verdaderamente solos seremos nosotros, te lo aseguro.

Nosotros, los varones sabemos muy poco, o nada, de estar solos, salvo en las trincheras o arriba de un ring. Y aún así, nos damos el dudoso lujo de aislarnos.

Por las dudas, te lo aclaro: cuando digo que las mujeres acabarán prefiriendo estar con mujeres, no hablo de sexo. Lo aclaro porque sé que los varones sabemos poco de intimidad, simplificamos y nos confundimos. Estarán juntas de un modo que nosotros no sabemos estar entre nosotros.

Espero que entiendas. Y si no, hermano, espero que empieces a aprender a entender.

Veo y oigo, también, a muchos hijos desalentados. Ya no hacen más esfuerzo por acercarse a sus padres, ya no esperan que sus padres se acerquen a ellos, quiten el candado de la distancia emocional, compartan sentimientos, sensaciones. Ya no esperan que sus padres se interesen de verdad por lo que a ellos o ellas (hijo, hija) les pasa, ya no aspiran a ser revalidados por la amorosa y firme mirada paterna. No sé si te ocurre, no sé si te ha tocado, pero he sido testigo u oyente de muchas palabras de hijos desalentados. Dicen cosas como "A mi viejo no vale la pena pedirle nada, nunca tiene tiempo, siempre está ocupado". O dicen: "Me hubiera gustado verlo en la entrega de diplomas, me hubiese gustado que estuviera allí (y no en una reunión o jugando al tenis o llevando el coche al taller) el día que traje a mi novia por primera vez a casa". O dicen: "Me gustaría no sentir este silencio incómodo cuando nos quedamos solos. Me gustaría que me mire a los ojos cuando me habla. Me gustaría que no opine sobre todo lo que digo. Me gustaría que me escuche sin juzgarme. Me gustaría que alguna vez me prohíba algo y me lo explique, así puedo aprender. Me gustaría que no me trate como a un amigo, que no se haga el pendejo, que no me robe mi manera de hablar; necesito sentir que es mayor que yo, que tiene otra experiencia, que sabe cosas que no sé, que podré confiar en él si me pierdo. Y así, con un padre pendejo, no puedo. Y paso vergüenza ante mis amigos, porque encima no funciona como pendejo".

Muchos de esos hijos, hermano varón, ya no buscan a sus papás, se han resignado a perderlos emocionalmente o a tenerlos sólo como proveedores. Y eligen como confidente a mamá. Ella, que nunca fue varón, que no se siente como varón, que carece de experiencia de varón, tiene que explicarles desde qué hacer con una chica (¡yo tampoco lo creía hasta que fui testigo varias veces!), hasta como enfrentar una situación temida. Para esos hijos pronto seremos prescindibles. Ellos se quedarán, funcionalmente, sin padre, les será doloroso pero seguirán adelante con su vida, aprenderán a ser hombres de alguna manera, acaso sean buenos hombres. Los que nos vamos a quedar de veras solos somos nosotros.

No sé si te pasa, no sé si lo sientes, observo cada vez más hombres que desconfían de otros hombres, que los ven como enemigos, como obstáculos, o a lo sumo los ven como instrumentos, como medios. "Este tipo me sirve o no me sirve, lo tengo que cuidar o lo tengo que cagar". Escucho eso, lo escucho con una frecuencia que me alarma. Pasa en las empresas, en la política, en la vida social, en los clubes, en las agrupaciones profesionales.

Veo cada vez más hombres enceguecidos por la ambición, a los que no les importa qué precio (moral, en salud, en dinero, o reputación) hay que pagar para tener. Tener, ésa es la palabra, hermano varón. Tener poder, mujeres, plata, casa, cosas (no importa qué cosas: cosas). Cuando hay tan poca solidaridad, tan poca empatía, tan poca camaradería entre los varones estamos mal, hermano varón. Nos quedaremos solos, solos entre nosotros, solos y en guardia, solos y enfermos.

Cada vez veo más hombres deprimidos, hombres que no duermen, hombres que parecen pastilleros ambulantes (viagra, alopidol, alplax, clonazepán, ansiolíticos, sedantes, antiácidos, antiinflamatorios, analgésicos, farmacias que caminan), hombres que desoyen todos los síntomas con que sus cuerpos les hablan, hombres con dolores, con malestares físicos o emocionales a los que prefieren no atender. Morimos antes de tiempo o llegamos estropeados a nuestra vejez. Necesitamos, para nosotros y para otros, llegar vivos a la hora de nuestro final, con capacidad para convertir nuestras experiencias en sabiduría y para hacer de nuestra sabiduría una herramienta al servicio de nuestros afectos y nuestro mundo. Pero la gran mayoría de nosotros estamos llegando vacíos, sin nada para transmitir, habiendo acumulado vivencias como quien junta fotos, pero sin haberlas transformado en algo trascendente.

Así no va más, hermano varón, querido congénere. Con nuestra violencia, con nuestra ausencia de perdón, de comprensión, de flexibilidad, estamos destruyendo el mundo. Digo nosotros, digo los varones, no es un "nosotros" abstracto. Digo los hombres (no digo "la humanidad"), los que tenemos pito y voces gruesas y pelos en todas las partes (a veces no en la cabeza). ¿Se entiende, muchacho? Digo que los varones, con nuestro maldito mandato machista, ya hemos mucho daño y ya nos hemos hecho mucho daño a nosotros. Así, no va.

Seremos prescindibles para las mujeres. ¿Quién nos hizo creer que estarán siempre a nuestros pies, muertas por nuestros pitos? Seremos prescindibles para nuestros hijos. La paternidad biológica es solo un dato, un accidente, hay que darle sentido, llenarla de contenido. Prescindimos entre nosotros el uno del otro, apenas nos usamos. Así no se construyen vínculos fraternales y fecundos. Ya hay mujeres (narcisistas si querés, egoístas si te parece, estoy de acuerdo) que nos usan de padrillos, a veces sin que los sepamos, para tener hijos y librarse de tener maridos.

Ya hay fecundación in vitro. Y si la clonación avanza (Dios no permita que esos locos omnipotentes lleguen a cumplir, invocando a la ciencia, sus sueños demenciales) bastará con una célula materna para crear un hijo. Y no seremos necesarios ni como sementales. Será el ominoso final de un modelo que nos hizo creer invulnerables, poderosos y ganadores.

¿Qué ganábamos, querido congénere?

¿De veras no estás un poco harto de tener que demostrar todo el tiempo que tenés huevos? ¿Qué quiere decir tener huevos? No es algo que elegiste, no es algo que se logra con esfuerzo, con aplicación, con creatividad. Terminémosla con los huevos. La mayoría de nosotros (la penosa inmensa mayoría) ni siquiera sabe qué función cumplen los testículos en nuestro organismo.

¿De veras no estás harto de demostrar tu aguante, de bancártela solo?

También los burros tienen mucho aguante. Y los bueyes. ¿Hay algo más por lo que destaques? ¿Algo propio, generado desde tu corazón?

¿De veras no estás harto de tener que demostrar a las mujeres el largo y el grosor de tu pene, de tratar de batir récords cuando estás con ellas?

¿No estás harto de ir a la cama con pavor de que tu arma tenga la pólvora mojada? ¿No estás harto de negarlo, lo vas a negar ahora una vez más? Yo soy como vos, de manera que aquí podés ahorrártelo. Y, de paso, ¿no te gustaría saber un poco más acerca de cómo sienten sexualmente las mujeres, de qué les gusta, de qué esperan de vos antes de que empieces con tu exhibición y las dejes afuera? ¿No crees que podés llevarte alguna grata sorpresa al averiguarlo? ¿O para vos no hay nada que aprender? ¿Dónde aprendiste tanto? ¿Te lo enseñó tu papá, o algún hombre mayor sabio, cariñoso, afectuoso y comprensivo? ¿O lo aprendiste de oídas? ¿O pagando a una mujer de la cual no recordás el rostro? ¿De veras no estás harto?

¿De veras no estás harto de mirar de reojo el auto del tipo del lado, y si es más nuevo o potente que el tuyo, salir corriendo a cambiar tu
coche para que no crean que sos pobre o que tenés menos poder, o que la tenés más corta?

¿De veras no estás harto de hablar sólo de lo bien que te va, de callarte los dolores, las dudas, las vergüenzas, las dudas? Digo, ¿no estás harto de aparentar, de competir aún de palabra, de tapar, de disimular?

¿De veras no estás harto de tanto chiste machista, de tanto infantilismo acumulado, de tanta simpleza intelectual, de tanto desprecio por las mujeres, por los homosexuales, por los que apuestan a otra vida y a otros vínculos sin que pierdan por eso ni una gota de testosterona?

¿No estás harto, eso quiero decir, de vivir con el culo apretado por el miedo, por el pánico a lo diferente?

¿No estás harto de justificar guerras, matanzas y destrucciones en nombre de la política?

¿No estás harto de callar, por miedo a que te llamen tonto, ingenuo o maricón, tu oposición a la muerte de quien sea, de un palestino, de un libanés, de un judío, de un afgano, de un iraquí, de un serbio, de un croata, de un ruso, de un indio, de un paquistaní, de una mujer, de un chico (de miles y miles de chicos), no estás harto de tu propio silencio e inacción?

¿No estás harto de tener sólo cuatro o cinco temas de conversación (mujeres, política, fútbol, economía, tecnología) temas seguros, donde nunca arriesgarás nada personal, temas protegidos, temas que, a fuerza de ser los único, te alejan de otros temas, de otra gente, del corazón de otra gente (mujeres, hijos, amigos, nuevos seres a conocer) y de tu propio corazón?

¿No estás harto de ser un eterno adolescente, alguien que se niega a entrar en las etapas evolutivas de la vida, alguien que se convierte, mientras pasan los años, en la patética caricatura de un púber y que , por muy macho que se diga, no tiene coraje (o huevos, como te gusta decir) para emprender la aventura espiritual, emocional y cósmica de convertirse en un hombre de verdad, un hombre de los que el mundo, y las mujeres, y nuestros hijos, y los otros amigos, necesitan?

Si no estás harto, acaso cuando lo estés ya sea tarde, ya estarás definitivamente solo, ya serás absoluta e irreversiblemente prescindible. Si no estás harto, formás parte de una especie en extinción. También los dinosaurios lo eran, aunque no lo supieran, cuando parecían enormes y poderosos. Formás parte de una especie en extinción y no habrá una ONG que esté dispuesta a rescatarte. Otras especies serán prioritarias. Especies que no depredan, que no discriminan, que no asesinan masivamente entre sí, que equilibran el universo.

Si estás harto, el momento de cambiar es ahora. No hay excusas, no hay peros. Así no va más. Me dirás que sí va, mire quienes gobiernan los países, quienes están al frente de las empresas, quienes rigen el deporte, quienes manejan las finanzas, quienes son los economistas que ven números pero no personas, quienes inventan cada día una guerra para seguir vendiendo armas y robando petróleo mientras invocan causa inexistentes, quienes mandan a morir a los hijos de los otros, quienes intoxican a nuestros hijos con la comida chatarra, televisión chatarra, juguetes chatarra, ideas chatarra, quienes nos hacen creer que moriremos si no tenemos un auto, un plasma, una computadora de ultimísima generación, que seremos poca cosa sin una zapatilla que hasta marca nuestras pulsaciones, quienes manipulan nuestra salud desde las corporaciones farmacéuticas. Miro y los veo. Son hombres insalubres, inoculados e inoculadores de un paradigma tóxico. Y son mayoría. Es cierto. Pero te repito. También los dinosaurios parecían invulnerables, cuando, aunque ellos no lo supieran, ya estaban en extinción. Y, de paso, pido perdón a los dinosaurios por la comparación. Estos hombres no son inocentes como eran ellos. Son imputables. A esta altura de la historia, de las comunicaciones, de la sociología, de la psicología, de la información y del conocimiento, son imputables. No podrán decir que no sabían. En todo caso que digan que les gustaba y les creeremos. No podrán decir que cumplían mandatos. La civilización ha vivido cosas que impiden aceptar esa excusa.

Por eso digo, hermano varón, que si estás harto sólo te queda el camino de empezar a cambiar tus conductas. No tus palabras, no basta con que cambies de discurso. Hay que transformar las acciones, las actitudes, los hechos. Y también las palabras. Quedarte en el discurso te hará imputable. El tiempo es ahora. El lugar es tu casa, tu trabajo, el espacio que compartes con tu mujer (o con las mujeres), con tus hijos, con otros hombres. Es aquí y ahora, cada día en cada lugar. Ya. No te dejes engañar por esa mayoría de hombres que ves.

Los varones somos, con el paradigma masculino hegemónico hoy vigente, una especie en peligro de extinción. Y esos tipos son los responsables.

¿Querés ser como ellos? Yo no.

Me preguntarás desde dónde hablo, qué derechos me arrogo. Cuál es mi púlpito. Me identifico. Soy un varón de este mundo, de este tiempo. Un marido, un padre, un profesional. Un hombre que ha vivido ya más de la mitad de su vida y ha experimentado todos los mandatos del paradigma. Que hace tiempo ya no quiere más de eso.

Soy un hombre harto de estos hombres. Un hombre que tiene con ellos una cuestión personal, porque degradan mi sexo. Soy un hombre al que le duelen los tiempos que vive. Un hombre que tiene la visión de un mundo compasivo y fraternal, inclusivo, enriquecido por la diversidad, fecundo. Un hombre harto que sospecha no ser el único hombre harto.

Si también estás harto, nos encontraremos en el camino.

Hasta entonces, un abrazo fraterno".





90 comentarios:

Steki dijo...

Perdonen lo extenso, pero me gustó el artículo.
Besos para todos y feliz semana!
STEKI.

Néctar de lluvia dijo...

Es extenso pero tiene más razón de la que cree. Y yo me preguntó habrán más que piensen ya no igual completamente si no al menos un poco parecido? Porque yo no me he cruzado con ninguno todavía... igual deberé tener paciencia (más todavía) y no perder aun la fe en el género masculino.

Me gusta tu blog, me iré pasando.

Besos bonita.

Steki dijo...

Néctar de lluvia:
Hola, bienvenida a mi blog! Un gusto tenerte por aquí.
Yo creo que hay de todo en la Viña del Señor pero... tiene bastante razón este hombre, no? Tengamos paciencia que, de seguro, los hay.
Un beso grande y gracias por pasar. Ya te visito.

Néctar de lluvia dijo...

Venga va tendremos un poco más de paciencia entonces.

Gracias por pasarte preciosa y molts petonets a ti también.

Pluma Roja dijo...

Espero que llegue un momento que se cansen y cambien. Es justo y necesario.

Besos Steki, bastante ilustrativa tu entrada.

Hasta pronto.

La canción bella.

Daniel Os dijo...

Seguramente ablandará un par de almas obtusas… ojalá.
D.

Gloria dijo...

Muy bueno el artículo y muy coherente. Son muchos años de una sociedad machista y por lo tanto el cambio será muy lento.
Un abrazo cargado de afecto.

Roy Jiménez Oreamuno dijo...

Yo siempre he entendido mi masculinidad, como aquella que es capaz de reconocer mis errores, tener capacidad de pedir perdón, ser un ser humano que ama y que sabe llorar, que tengo la capacidad de sentir emociones y de externarlas de la mejor manera, sin tener que estar ebrio para sentir algo por alguien.

Respetar a mis semejantes y amar a mi madre, mis hermanas, a mis amigas, mis sobrinas y todo aquello que sea mujer.

Para mí el ser humano es tan, pero tan valioso, que para mí es digno de admiración hacia todas las mujeres que honran su género.

Porque también les digo hay mujeres machistas y que degradan a su género, porque también al otro lado de la acera, hay cada cosa, que también da miedo.

Por todo lado hay géneros tóxicos.

Saludos

El Drac dijo...

¡¡Hola Steki!! Qué texto para interesante, sin embargo me parece que se trata de una broma; pero en fin te diré un par de cosas, contodo respeto, si me lo permites. El amigo, al empezar a desarrollar su tema, seguramente se está refiriendo a mujeres de 40 para arriba con otro concepto de la vida (de los de antes); porque las de ahora cambian de pareja como de calcetines; y difícilmente quieren un compañero de por vida, lo que desean es experimentar ¡el divorcio está muy de moda!, y si por allí, quieren a un hombre de por vida, éste, tiene que tener el futuro material asegurado con casa, autos y bastante dinero . Además parece que no se ha enterado de la revolución femenina que busca justamente prescindir lo más posible de los hombres y acceder a todos los puestos que antes ocupaban sólo varones, lo cual me parece muy bien, siempre y cuando lo hagan por orden de meritocracia. Con respecto a los hijos desalentados, creo que no entendemos (o no entienden los hijos) que en algunas familias la carestía económica es tan grande que hay que sacrificar el tiempo con la familia para darles de comer, de vestir, o de estudiar; así de patético como suena. Y me parece formidable que la madre enseñe a los hijos varones cómo comportarse con una chica ¡precisamente ella!, por ser mujer y por saber de manera más fidedigna qué le agrada o le desagrada a sus congéneres. En otro punto toca el interés o utilidad con la cual se valoran hoy en día a las personas (hombres y mujeres de ida y de vuelta) ése concepto se llama “sistema capitalista”, el cual, junto con ésta sociedad de consumo, nos empuja a necesitar más cada día, sino miremos los avisos publicitarios que todo lo ven alentarnos a comprar más; y en ése afán, llegamos, sin querer, a quitarle a otro lo que gana, lo que tiene; sino, miremos como ejemplo a los EEUU una superpotencia, alma mater del capitalismo, que necesita el petróleo de medio oriente y extender sus dominios económicos vía transnacionales alrededor de todo el mundo; miremos a los bancos y entidades financieras (FMI, BID, Club de París, etc.) que no condonan ni siquiera los intereses de la deuda externa a los países en vías de desarrollo o de extrema pobreza, caso Haití, África, por mencionar algunos. En todas las especies hay un sistema selectivo natural en el cual sobrevive el mejor, el que se adapte mejor al medio ambiente. No sé si la ciencia llegará a crear un ser humano y no sé cuáles serán los resultados; si son buenos habrán mejores seres humanos, caso contrario la especie humana se extinguirá . Me parece que el Psiquiatra Sergio Sinay sufre o de una fuerte miopía o de una misandria reprimida. Un gran abrazo Steki.

Mati® dijo...

Muy extenso pero acertado.

Gracias por compartirlo.

Besos

Jabo dijo...

Esta muy bien el artículo.
Esta frase es la mejor de todas, para mi:
"Si estás harto, el momento de cambiar es ahora. No hay excusas, no hay peros".
Todos creo yo estamos hartos de unas u otras cosas, asi que toca proceso de cambio!!
Abrazo. Jabo

LUNA dijo...

Un artículo, para hombre machistas, y mujeres machistas diría yo.

Vamos evolucionando, depacito, pero vamos haciéndolo.
Es bueno que la gente de nuestra generación se preocupe por esos temas, y hayamos educado a nuestros hijos de otra manera.
Hablo por mi experiencia, mis hijos (dos varones) no son como eran los hombres en la época de su padre.
Comparten las tareas del hogar, la crianza de sus hijos, su educación, sus baños, leen cuentos con ellas, (son pequeñas).
Bueno, no tengo que contarte nada, estoy segura que el papá de Tomi vive asi su paternidad.
Eso son los hombre de ahora (bueno, por suerte muchos).
Hombre que arriman el hombro para que su esposa pueda progresar y ser feliz.
De todo hay en la viña del Señor, y creo que ahora, en las sociedades desarrolladas, el rol de esposo-compañero-amigo-amante, es cada vez más frecuente.
Pero no cabe duda, que, con matizaciones, personas como Sergio Sunay y otros muchos, como nosotros por ejemplo, como nos preocupa el tema, tratamos de analizarlo y poner los medios suficientes para que cambien.

Las cosas empiezan a funcionar cuando la teoría se pone en práctica.
Como un refrán que hay aqui,
-El movimiento, se demuestra andando....

Besitos querida amiga y gracias....
(Ya falta menos)

Anónimo dijo...

Uff!!!Otra vez puse el dedo donde no debi' y se borro' todo.
Va otra vez:Te decia que si bien es muy cierto todo lo escrito,es solo UNA parte de la cuestion.No es solo el genero el que esta en decadencia...es la humanidad entera la que esta corrompida,en nombre del Amor,lo se busca son solo placeres sensuales,y esa poderosa fuerza descentrada terminara por desintegrarnos...No quiero extenderme demasiado en algo que no tengo la solucion.Natura (siempre lo digo)es la que pondra las cosas en su lugar.Te mando un Beso. Gengi

Migue dijo...

Parece una carta abierta,es una mirada de buena parte de la realidad actual.
Por suerte muchos hombres no somos así,tampoco muchas mujeres se van a los extremos. Una relación sostenida entre uno y otro sexo, es el resultado del respeto,la honestidad,la comunicación sincera.Y,por supuesto que hacerse responsables,de si mismos,así como de hacer feliz al otro.En una palabra, hacerse cargo alimentando los dos la llama. De manera que cada uno pueda reemplazar al otro, teniendo libertad sin libertinaje.
El tema de los hijos es otro tema, hoy están expuesto a un sinnúmero de cosas.Por lo que los padres tienen que estar con el oído atento,más que nunca. Sin olvidar que son padres,para saber decir NO,cuando es necesario.
Es mi primer visita.
Te dejo un cordial saludo.

elisa...lichazul dijo...

excelente artículo,
es un aleccionador manifiesto sin duda

pero no olvidemos que los hombres son criados mayoritariamente por mujeres y entonces en dónde está lo que no encaja?

sin duda muchos varones (club de Tobi) deberían entender y comparitr más con las mujeres en tiempo y calidad de tiempo y diálogo
y mujeres igual, no en vano también existe el club de Lulú
buscar y ser equilibrio
más que ser hombre o mujer , ser persona y develear los miedos y las trancas para poder crecer en armonía y críar en armonía al nuevo individuo y que sea este pleno.

besitos de luz
feliz semana

Dilman dijo...

“Tener poder, mujeres, plata, casa, cosas…” "Este tipo me sirve o no me sirve, lo tengo que cuidar o lo tengo que cagar" !Qué delicia! ja ja ja (Es una broma).
Felicitaciones a Sergio por este detallado análisis y minucioso mea culpa que caracteriza el perfil del macho que se nos presenta como modelo a seguir y que intoxica no solo al hombre sino también a la mujer, habría que hacer un análisis similar desde el lado femenino que es la otra cara de la moneda en el sistema.
Resalto esa descripción de la mutilación de la transmisión generacional que impide la comunicación de padres a hijos y causa de que las fortalezas de las tradiciones y herencias culturales se disuelvan a favor de la vulnerabilidad ante la frivolidad del consumo y el egoísmo e indolencia y banalización de todo tipo de violencia.
Fenomenal tu libreto de blog, crítica, reflexión, análisis, propuestas culturales, folklóricas y universales que se complementan con propuestas de purificación corporal y espiritual. Y donde se permite además, la divergencia de criterios de forma sana con una moderación muy inteligente de tu parte. Muchas gracias por tus aportes querida Steki y por el video que hoy presentas.
Bueno un abrazo y tengo que dejarte porque se me hace tarde para ir por mas poder, dinero, mujeres, casas, cosas ja ja ja y de paso cagarme en unos cuantos ja ja ja

El Gaucho Santillán dijo...

Bueno, es lo que èl piensa.

En este tipo de opiniones "de gènero", creo que lo ùnico que no se puede hacer, es generalizar.

Los hombres, no son todos iguales.

Y las mujeres tampoco.

Al final, pasa por ser buena gente, o un mal nacido.

Lo demàs, es el azar.

un abrazo.

FER dijo...

Es dificil abstraerme de mi condicion de hombre y opinar esta nota. Coincido en que el mandato acestral del machismo aun perdura en algunos casos. Esta nota a juntado lo peor del genero (no conozco ningun hombre que acumule tantos defectos), igual hay mucho de cierto. Ahora si le cambias la palabra pito y huevos y hablas de culo y tetas, la nota no habria que modificarla mucho. Admiro y respeto a la mujer mas allá de cualquier planteo, solo creo que se paso de rosca. Hay aún mucho por mejorar, sin duda. Besos

Ambar dijo...

Genial es poco Steky,mientras tanto algunos de ellos dicen que nosotras damos demasiado,hablamos demasiado,amamos demasiado,vemos demasiado,que somos demasiado mujeres,que somos muy desmedidas en casi todo,que somos demasiado independientes,que somos demasiado abuelas,que somos demasiado madres,que somos demasiado amigas,que somos un sin fin de demasiados para ellos!

Mientras espero el cambio y la modificación de algunos hombres....
Yo....sigo en formol......
Besos.
Ambar...

Caro Pé dijo...

Tiene mucha claridad y refleja mucho, lo que está pasando hoy por hoy, con el rol que tienen los hombres.

No quiero generalizar por supuesto, pero refleja, describe la situación de gran cantidad de hombres. Eso seguro.
Muy sensible y con sentido común el autor.
Saludos!

OPin dijo...

Hola Steki, Que cosa este muchacho. Al principio me asomé al balcón y traté de suicidarme, pero después me dí cuenta que es un psiquiatra y que es lógico que vea siempre gente con problemas. Y que incluso se quede pegados en algunos. Es verdad que existe todo lo que dice, pero también hay de lo otro. Hay gente que sabe elegir su pareja, compartir pero educar a sus hijos y tener amigos sin generar competencias. Creo que el ser humano (pues ambos sexos tienen sus cosas) vive mejor en grupos más pequeños donde se permite interactuar sanamente. Tal vez por ello mucha gente desea abandonar las grandes ciudades, agotados de tanta individualidad. Porque ese el problema. No es el sexo, es el egoísmo al que nos lleva amarrado este tipo de sociedad.
Perdón por lo extenso.
Un cariño grande

Nómada planetario dijo...

Tiene mucha razón el autor de esta extensa carta. Es hora de poner manos a la obra.
Un abrazo desde un festivo nublado.

Epístola Gutierrez dijo...

Interesante carta de este hombre y su experiencia y lo que ve. En algunos puntos me dio esperanza al leer.
Pero sinceramente, creo que los hechos valen más que las palabras y últimamente hay muchos hombres que declaran lo que no llevan a los hechos. no sé, no lo conozco.
Y hay distintas mujeres así como hay distintos hombres, y también distintos caminos.
Me gusta mucho tu blog, así que volveré por aquí.
Un beso.

noah dijo...

Sin compartir esa parte tan radical, me gustó mucho el articulo.

Gracias Steki.

Noah

http://tutudetul.crearblog.com/

Steki dijo...

Néctar de lluvia:
Gracias por volver! Mucha paciencia. Molts petonets.

Pluma Roja:
Yo creo que hay de todo, amiga. Besos para ti y me alegra te guste la canción.

Steki dijo...

Daniel Os:
Seguramente, ojalá. Besos con turrones! ;-)

Gloria:
Es cierto, es una sociedad machista pero todo tiene arreglo. Va de vuelta mi abrazo que pronto haremos realidad, amiga. Beso grande.

Steki dijo...

Roy Jiménez Oreamuno:
Roy, yo sé qué clase de persona sos. Se nota a la legua. Y no me cabe ninguna duda de que todo lo que decís es así, porque sé de tu sensibilidad.
Ya lo creo que también está lleno de mujeres que degradan nuestro género. Y vaya cómo! Da miedo, es cierto.
Hagamos votos por una sociedad con conciencia y sin toxicidad. Beso y abrazo fuerte, amigo.

Steki dijo...

El Drac:
Amigo, no te hagas ningún problema. Podés comentar lo que quieras y con toda franqueza. No soy yo la que lo escribió. Simplemente lo expongo para que ustedes comenten y me parece fantástico que cada cual dé su opinión.
Excelente tu exposición y tu punto de vista, Drac. Todo es válido. Que sea psiquiatra no quiere decir que sea sabio y que tenga la verdad. Cada uno expone lo que piensa y cada otro puede estar de acuerdo o no. De eso se trata.
Muchísimas gracias por tu completo comentario, amigo. Beso grande.

Steki dijo...

Mati®:
Gracias por pasar y comentar! Un beso para ti.

Jabo:
Creo que tanto hombres como mujeres estamos hartos de tantas cosas. La renovación nos debe llegar a todos. Abrazo para ti.

Steki dijo...

Luna:
Así es, como dijo Roy.
Mi hijo varón aún está soltero y he tenido largas conversaciones al respecto dado que su padre ha sido y es tremendamente machista y yo era muy tonta en esos años. Así que he tratado de inclulcarle lo mismo que dices de tus hijos, la forma de colaborar con sus esposas y en las tareas con las niñas. Y mi hijo me dice: "Mamita, yo sé la educación que me diste, no tengas miedo". Wowww... morí de amor, jaja. Mi yerno es muy consciente de ello y ya has visto cómo se ocupa de su niño y cómo colabora con mi hija.
Acá también usamos "el movimiento se demuestra andando". Nada más cierto. Es la sociedad toda la que debe ponerse en marcha para sacar hijos no tóxicos.
Beso grande para ti y sí, ya quedan 8 días! Gracias por tu lindo comentario, amiga. Como siempre.

Steki dijo...

Gengi:
Ayyy, qué pasa con ese dedito que hace lío siempre? Jaja. Obviamente que es UNA parte de la cuestión y es un pensamiento muy personal.
Todo tendrá que ordenarse. Tanto hombres como mujeres son los responsables de desintoxicar.
Kisu surû, Gengi-san! ^j^

Steki dijo...

Migue:
Hola, Migue, bienvenido a mi blog.
Yo sé que muchos hombres no son así. Gracias a Dios conozco a unos cuantos. Y también conozco a varias mujeres de las que mencionás que se van a los extremos. Mencionás relación de pareja e hijos. El hogar es la cuna fundamental para sacar adelante a la familia e insertarla en la sociedad que les toca tratando de revertir y "contagiar" buena educación, cosa que se está perdiendo.
Me encanta que hayas venido a dejar tu valioso comentario y espero no te pierdas y vuelvas.
Un beso grande.

Steki dijo...

Elisa...lichazul:
Es cierto, los hombres han sido criados mayoritariamente por mujeres. Creo que, lo que no encaja, es que la sociedad en sí los va corrompiendo a medida de que van creciendo. Qué lindo recuerdo de la pequeña Lulú y Tobi. Pero es cierto, cada uno con su club. Verdaderamente, hay que encontrar el equilibrio entre hombres y mujeres en pos de hallar la armonía para criar a nuestros hijos y los hijos de nuestros hijos sean más sanos y equilibrados. Llegaremos a ello?
Besito de luz para ti también y feliz semana!

Steki dijo...

Dilman:
VAmos descartando. Y sí, pero creo que es algo natural. Cuidar o cagar? Noooooo! Cuidar o descartar. Aunque muchos y muchas "cagan" a otros también.
Vale lo del análisis desde el lado femenino. Totalmente de acuerdo.
Gracias por tu apreciación hacia mi blog! En realidad, verás que no me encasillo en un tema en particular pero tengo una tendencia a llevar a la reflexión, a la espiritualidad, al equilibro de la vida sana, a la música. Creo que soy fácil de conocer, jaja.
Vaya nomás, vaya a seguir haciendo de las suyas, jaja. Ni siquiera te sale hacerte el "hueco", jaja. Acá decimos "hueco" al que tiene el cerebro vacío. Sos un tipazo, Dilman. Te abrazo fuerte. Beso.

Steki dijo...

El Gaucho Santillán:
Es así, Gaucho, hay de todo en la Viña del Señor. Hay mujeres más malas que la pimienta!
Cómo anda la panza? Beso.

FER:
Yo sí conozco a algunos machos con tooooooodos esos defectos, jaja. No es tu caso, por cierto. Lejos estás de ser así.
Ténés razón, esta nota vista desde alguien con tetas y culo y no desde alguien con pito y huevos sería exactamente igual. Sólo que, esta vez, la escribió un hombre.
Habría que leerla desde una visión de asexuado.
Besos y gracias por tu comentario.

FER dijo...

Es cierto que opinas con conocimiento, pero sería erroneo pensar que es una cuestión de genero, mas bien te diría que es egoismo y falta de educación. Prefiero resaltar las bondades mas que las miserias.. que siempre las hay. Besos

Steki dijo...

Ambar:
Somos demasiado? Jaja. Estuvo bueno tu comentario. Hay mucho de ellos pero otro tanto que no.
Sigamos en formol entonces! Beso grande, amiga.

CAro Pé:
HOla, Caro, bienvenida! Gracias por llegarte hasta aquí.
Sí, claro, no estaría bien generalizar pero bueno, cada uno se expresa de acuerdo a lo que siente y a su propia experiencia.
Un beso para vos.

Steki dijo...

OPin:
Noooo, por Dios, no es pa' tanto, che. Es su opinión nomás que puede concordar o no con la tuya o con la mía.
TEnés toda la razón. Hay hombres que saben hacer bien las cosas. Eso que decís de las grandes ciudades también es cierto. Fijate que yo lo hice pero no con ese propósito. Lo mío fue, digamos, accidental. Viví dos años en Laboulaye y desde hace casi veinte en Mendoza. En el Interior se vive con más pausa y eso te permite tener una mejor visión de los valores. Pero, de todas maneras, también hay intoxicados de todo género.
Me encantó tu comentario. Un beso grande.

Steki dijo...

Nómada Planetario:
El "manos a la obra" vale para todos, yo creo. No les vamos a endilgar toda la culpa a ustedes, amigo.
Cierto que están con "puente"! Pero qué suerte la de ustedes, jaja. Beso grande para ti y que te salga el sol!

Epístola Gutiérrez:
Hola, Epístola! Bienvenida a mi blog. Un gusto verte por aquí. Siempre nos cruzamos por ahí.
Es cierto, las palabras hay que convertirlas en hechos, sin duda. Hay de todo, hombres y mujeres.
Te espero cuando quieras. Ya te visito enseguida.
Un beso.

Steki dijo...

Noah:
Hola, Noah! Bienvenida! Gracias por pasarte por mi blog.
Yo no soy extremista así que coincido con vos. Sé que hay de todo. También me gustó compartirlo. Es bueno saber lo que piensan.
Un beso grande.

Steki dijo...

FER:
Tenés razón, Fer, sólo que hay gente que las bondades las tienen bien escondidas! Jaja. Vos no.
Beso y gracias por volver!

DeaBea dijo...

Me impresionó esta nota. Nunca imaginé este tipo de análisis de cierto tipo de hombres hecho desde un hombre.Claro que no es cualquier hombre...Abrazos!

Steki dijo...

DeaBea:
Hola, Bea, tanto tiempo!
Bueno, es un enfoque distinto de un hombre distinto. Abrazos para vos y gracias por venir!

Alimontero dijo...

Hoola amiga, he venido dos veces a tu blog... le leído el texto completo y llego a la conclusión que nosotras las mujeres estamos, ancestralmente, muy heridas.
Hemos sido muy castigadas y aún estamos pasando la cuenta....
Este profesional tuvo como mujer a una madre y a su mujer, ignorando si hubo hermanas....y lo siento dando explicaciones por toda una generación quizás de cuántos años....
Está clarísimo como su hemisferio derecho comprendió....
Ahora siento que somos nosotras las que con el corazón abierto, extendido, como mujeres que sabemos contener, acoger, engendrar y amar, a recibir a este hombre que "está muerto de miedo" por el poder que hoy tenemos y nos hemos ganado...
YO soy de tú a tú....50 y 50....desde el complemento; yo aporto desde esto que soy...y tomo de tí lo que me ofreces y yo carezco.....y así viene el nuevo concepto....o sssea, ya está impuesto este concepto....

Ves??? ya me extendí nuevamente... ufff!

besitos

Ali

María Jesús Verdú dijo...

Bueno, nunca es tarde para cambiar

Ricardo Musso dijo...

He leído el extenso texto con detenimiento, y todos los comentarios.

Después de lo dicho por Roy Jiménez Oreamuno; El Gaucho Santillán; El Drac; FER y OPina es poco lo que puedo opinar.

¿Me identifico con ellos porque son congéneres?; creo que no, porque también los de elisa...lichazul y LUNA relativizan las sentencias vertidas por El “psiquiatra” Sergio Sinay. Y entrecomillo su título profesional porque me cuesta creer que aún existan colegas que escriban textos tan demagógicos.

Yo también yo estoy harto de quienes plantean tan subjetivamente los problemas y no brindan soluciones a los mismos de manera precisa y viable.
Si la solución es lo que refleja en sus párrafos:

Soy un hombre al que le duelen los tiempos que vive. Un hombre que tiene la visión de un mundo compasivo y fraternal, inclusivo, enriquecido por la diversidad, fecundo.

la considero pobre, difusa, poco profesional, y aunque al autor no le guste el término una huevada.

Besos
Rik

Juan Escribano Valero dijo...

Hola Steki: He leido el extenso texto con el detenimiento que me ha permitido mi convalecencia y desde luego y por desgracia retrata una gran parte de la sociedad actual, cuabdo yo me casé, mi padre me dijo que lo más importante para mi tenia que ser en el futuro mi mujer y mis hijos si Dios me los concedia. Uno de mis hijos trabajaba en una empresa en la que ganaba bastante dinero, un día me dijo "papa yo pienso que para que quiero ganar tanto dinero si no tengo tiempo para disfrutarlo a ti ¿que te parece?" hijo lo importante es que seas feliz y hagas feliz a tu mujer asi que si encuentras otro trabajo que no te esclavice tanto cambiate que ser el más rico del cementerio no es bueno. Se cambio de trabajo y ahora es mucho más feliz.
Un fuerte arazo

A.R.N. dijo...

tema complicado, el senior dice muchas cosas ciertas, aunque hay de todo tipo de hombres. siento como que en vez de crecer juntos apoyandonos,cada genero elige el camino mas facil aunque no sea lo mismo. es como si hubieramos bajado los brazos y nos conformaramos.
beso

Ambar dijo...

Steky,por eso dije "algunos hombres".
Sabés que mi humor es ácido....jajaja.
Besos.
Ambar...

Steki dijo...

Alimontero:
Y sí, largo el texto así que no te disculpes por lo extenso de tu comentario que, por cierto, no lo es, jaja.
Yo también soy como vos, del 50 y 50. Pero no todos pensamos ni actuamos así, tanto hombres como mujeres. Dar es recibir.
Beso grande, amiga del alma y siempre son interesantes tus comentarios. Uno aprende.

Steki dijo...

María Jesús Verdú:
Es mi lema: nunca es tarde. Nunca hay que dejar de intentar el cambio. Un beso y gracias por pasar.

Steki dijo...

Ricardo Musso:
Jajaja, sabía que ibas a decir algo así. Si te conoceré, Rik! Pero bueno, caduno es caduno y cacual es cacual, diría mi vieja.
Y vuelvo a acotar, hay de todo y mujeres las hay peores también.
Gracias por tu comentario!

Juan Escribano Valero:
Hola, Juan! Espero te estés recuperando bien. Gracias por tomarte el tiempo de pasar por aquí. Muy bueno tu pensamiento y el consejo a tu hijo me ha parecido fenomenal. Por suerte pudo hacerlo porque no siempre es fácil el cambiar de trabajo. Es bueno ver las prioridades y elegir lo más conveniente. Una vez subí un post al respecto de los que trabajan mucho que se llama WORKAHOLIC. Trata de eso.
Un beso grande y que tengas una pronta recuperación!

Steki dijo...

A.R.N.:
O sea que vamos llegando a la misma conclusión: hay de todo en cada género. Pero... no bajemos los brazos! Beso grande.

Ambar:
Síiiiii, te entendí, amiga. jaja. Otro beso.

SUSANA dijo...

Está bien y coincido con el Gaucho Santillán respecto de la generalización, que bien sabemos las Mujeres, ha dado lugar a históricos equívocos.

Nuestro mundo está cambiando aceleradamente, y este proceso da lugar a un "codo a codo" entre ambos sexos, a mi modo de ver, la mejor forma de llevar la vida.

Un abrazote Querida Steki!!!

Amig@mi@ dijo...

Pero no nos confundamos: el hombre, hombre y la mujer, mujer. Juntos pero distintos.
Al menos yo lo veo así.
Un abrazo

eltauromquico dijo...

Estoy tratando de entender a las mujeres para asi poder comprenderme a mi mismo. Lamentablemente me encuentro como al principio: Perdido.


Besos

reltih dijo...

TEMAS CON ÉSTE LOS CONCLUYO ASÍ: "YA NO SOY MACHO, AHORA SOY HOMBRE"
EXCELENTE ARTICULO. GRACIAS POR COMPARTIRLO.
UN ABRAZOTE

Steki dijo...

Susana:
Como bien decís, yo también creo que en cuestión de géneros estamos avanzando. Siempre habrá algún retrógrada pero, en líneas generales, vamos avanzando.
Abrazote para vos también, rubia. Besazo.

Amig@mí@:
Sin ninguna duda: el hombre hombre, la mujer mujer, en perfecta armonía. Beso para ti.

Steki dijo...

Eltauromquico:
Qué tal si empiezas al revés? Es difícil entender a las mujeres. Comienza por ti y luego te será más fácil! No te sientas perdido!
Qué bueno verte por aquí. Tiempo que no nos visitábamos! Gracias por pasar. Un abrazo.

Reltih:
Buen pensamiento el tuyo. Interesante. Gracias a ti por pasar! Besote.

AFRICA EM POESIA dijo...

Gracioas por tu Visita
um besito e...mi poesia...


SOLEDAD

Por fin que es la soledad?
Soledad será estar solo?
Soledad que será por fin?

Soledad es sentir que estoy sola
Mismo sola, mismo teniendo mucha gente
Gente que me rodea pero que no la veo...

Y así la soledad entró aquí
entró y resolvió hacer de lo mío yo
su morada permanente.

Y la soledad que es mismo soledad
está en el corazón y duele...
La siento mismo estando rodeada de gente

Y entonces pienso como combatirla
Como parar esta soledad que me hace daño
Cierro los ojos y pienso que al despertar...

La soledad se ha ido para siempre
Y fue procurar otro pecho, otro yo
Para poder morar...

Y al soñar
Tengo la esperanza
De no más
Sentir la soledad...

Lili Laranjo

Steki dijo...

AFRICA EM POESIA:
Hola, bienvenida Lili. Me pareció lindísimo tu poema SOLEDAD.
Muito obrigada. Beijinhos.

Olga i Carles dijo...

Esperamos de veras que ese cambio se produzca, hace demasiados años que vamos a palos.
Realmente ha de haber un justo equilibrio: Masculinuidad y feminidad.



Grácias.

Siberia dijo...

Muy interesante el artículo. Por el cambio tan necesario que tantas mujeres esperan.

Un beso amiga

fgiucich dijo...

Como para arrancar el próximo año con todos los cambios necesarios. Será posible? Abrazos.

Steki dijo...

Fgiucich:
Los cambios tendrán que venir de la mano de todos porque entre todos tendremos que construir en pos del bien. Un beso, Fernando.

MAGAH dijo...

Sin generalizaciones, aun así entiendo y siento algún desencuentro con el género masculino, pero lo veo en mi terapia a partir de la mirada puesta en mí.
Soy absolutamente responsable de mis actos atinados y desatinados, por que por sobre todos debemos interpretarnos en contexto. Y estamoas aquí y ahora, no antes ni mañana. El encuentro debe ser a partir de ambas voluntades invocando el entendimiento mutuo. A ellos también les pasan cosas y a veces creo que no les debe resultar tan facil ver avanzar a las mujeres a pasos agigantados.

Lo lamento, anhelo que llegue el día de encontrar-nos.

Minombresabeahierba dijo...

Por un lado he sido feminsita desde mis 12 años aproximadamente, y por otro lado soy un asiduo lector de Sinay.

Gracias por compartir la nota.

Nesotes, Ojos Esmerlada

Steki dijo...

Magah:
No lo lamentes, Maghita! Cada uno con su pensamiento y su sentimiento. Si todos pensàramos/obráramos igual sería muy aburrido. Besos y gracias por pasar!

Minombresabeahierba:
Todos tenemos un poco de yin y de yang. Así que lo seguís a Sinay? Mirá vos! Baci per te.

Steki dijo...

Ja, Nesotes? Y eso es nuevo? Jaja. Volví sólo porque me tocó el 69! Nesotes para vos, jaja.

Steki dijo...

Perdón me quedaron un par de comentarios sin responder!

Olga i Carles:
El día que logremos el equilibrio entre masculinidad y feminidad será todo un logro. Ya lo creo. Molts petonets.

Siberia:
Todos esperamos el cambio, amiga. Las mujeres de los hombres y los hombres de las mujeres también. Hay que trabajar en ello. Beso grande.

Pedro Ojeda Escudero. dijo...

Mi condena a los violentos, mi condena a los machistas. Sin embargo, no es sólo cuestión de hombres.
Saludos.

Steki dijo...

Pedro Ojeda Escudero:
Así es profe, no es un tema privativo de los hombres. Todos tenemos que reflexionar.
Un beso grande y felicidades por el encuentro "quijotesco"!

Malena dijo...

Mi querida Steki: Es uno de los árticulos más interesantes que he leido ultimamente sobre este tema y...¡qué razón tiene! Con tu permiso lo copio y lo enviaré a personas amigas mías que estarán encantadas de leerlo. Gracias.
Me imagino que la cuenta atrás es para venir a España o es que Tomi y sus papás van hacia allá?
:)
Espero que sean unos días muy, muy felices.

Petons i més petons. Saps que t'estimo molt.

Mai Puvin dijo...

Valió la pena lo extenso... excelente mensaje! Tooda una tarea.

Abrazotes.

Mandalas, Espacio Abierto dijo...

Hola Steki

Resulta alentador y sorprendente encontar un artículo como este. En ciertos momentos, creía que me leía el pensamiento, como cuando dice, que las mujeres buscamos un compañero de viaje. Añadiría que además de viaje, lo sea de vida y alma.

Besotes.

Steki dijo...

Malena:
Amiga queridísima! Qué lindo volver a verte en el ruedo blogger! Maravilloso poder volver a leerte en tu blog y tenerte de visita en el mío. Me alegra te guste el post. Puedes hacer con él lo que gustes.
Los chicos llegan el martes! Jaja. No sabes lo que es mi Tomatito. Ya parece un pequeño hombrecito y apenas tiene 9 meses! Espero que lo puedas ver en las fotos en Facebook!
Molts petonets i també t'estimo molt!

Unmasked (sin caretas) dijo...

No soporto los tipos asi, es una cuestion de piel y cultural.

Un abrazo grande y felices fiestas

Petra

Steki dijo...

Mai Puvin:
Qué bueno, Lenny. Me alegro mucho. Todos tenemos una buena tarea, no? Besos para vos.

Mandalas, Espacio Abierto:
Así es, compañero de viaje, de alma y de vida. Será posible? Yo pienso que sí. Sólo es cuestión de que llegue el correcto para cada uno. Un besote para ti.

Steki dijo...

Unmasked (sin caretas):
Hola, Petruska! Ya estás en la Argentina?
Yo tampoco soporto los tipos asì, jeje. Beso grande y felices fiestas para vos tambièn. Disfrtuá a la flía igual que yo!

Edurne dijo...

Vaya tela de hombres... los que son así, no nos sirven realmente para nada, es cierto.
El artículo es muy bueno, sí señora!

Besitos, amiga!

Oteaba Auer dijo...

Nada que perdonar Steiki...Reocrdé en otro contexto aquella canción de Serrat, que decía "harto de estar harto, ya me cansé, de preguntarle al mundo por qué y por qué....
Efectivamente con tipos como ese, no quedan muchos hombres que les apetezca pertencer a ese sexo.
Un Besote preciosa

Gustavo Figueroa V. dijo...

No imagino mi masculinidad sin esa carga de amor para mi compañera; no la imagino como un monumento de músculos y huesos sino como el ser humano que piensa, siente, expresa y ama desinteresadamente. De qué me serviría mi masculinidad si sólo me quedara en un estado de narcisismo? Me basta y me sobra con saber quién soy yo, qué es lo quiero en la vida, sentirme amado y amar y sentirme reconocido y reconocer a la mujer que bien amo.
Interesante artículo.
Un beso para vos Steki.

Unmasked (sin caretas) dijo...

Isa,

No, la semana que viene! Me estoy preparando para dejar todo arreglado.

3 semanas :)

Un abrazo,

Petra

Caro Pé dijo...

Gracias por la bienvenida:), si a veces me gusta poner sonrisitas, jaj

Me gustó el texto eh, me gustaría encontrar un tipo que piense como el autor. No estaría nada mal.
Salute y buen finde!

Allek dijo...

Pasaba a desearte felices fiestas!
te dejo un abrazo!

Ricardo Tribin dijo...

Concluyo querida amiga que nada es definitivo y que mientras mas nos creamos mucho..........menos lo seremos.

Abrazote!!!!

Steki dijo...

Edurne:
Ésos no nos sirven, claro. Pero habrá otros en algún lugar, no? Besos desde esta orilla.

El martes llegan los de tu orilla! Jaja. Molts petonets.

Oteaba Auer:
Qué buena cita la de Serrat! Gracias por traerla, amiga. Besitos.

Steki dijo...

Gustavo Figueroa:
No me extraña que no te imagines ese tipo de masculinidad que no condice para nada con tu ser. No necesito conocerte personalmente para darme cuenta de qué clase de masculino sos.
Otro beso para vos.

Unmasked (sin caretas):
Ahhh, qué bueno! Venite ligerita de ropas que está haciendo un calor... Jajaja. Besos.

Steki dijo...

CAro Pé:
Hola, Caro, qué lindo verte de nuevo por aquí. A mí me gustan las sonrisitas también, jaja. :)
Más que encnotrar a un tipo que piense como él habría que encontrar a un tipo con su masculinidad bien puesta y con criterio. Salute y buen finde para vos!

Steki dijo...

Allek:
Gracias, amigo, felicidades para vos también. Otro abrazo!

Ricardo Tribín:
Buena reflexión, Ricardo. Abrazo grande para vos.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...