Me siguen...

miércoles, 29 de diciembre de 2010

¡ADIÓS AL AÑO VIEJO!


Quizás dé lo mismo
si se trata de un año nuevo
o de un nuevo grupo de pertenencia,
de un nuevo lugar donde vivir,
de un nuevo amigo,
o de una nueva pareja.
Nada puede ser realmente nuevo
si uno lo vive desde viejas actitudes.
Por eso te deseo y me deseo...
Que no se nos vaya nuestro tiempo de vida
en asuntos que realmente no valgan la pena.
Nadie vino a este mundo
a “matar el tiempo”,
a encerrarse en un lugar seguro,
a lograr la aprobación de los demás.
El tiempo es algo precioso:
un recurso no renovable.
Que miremos hacia atrás
sólo para cerrar los asuntos pendientes.
Es el único modo en que el pasado
puede realmente pasar:
decir lo largamente callado,
hacerse cargo de los errores
y pedir disculpas,
reconocer lo recibido
y dar las gracias,
comprender lo no comprendido,
dejar ir lo que ya no es.
Cerrar lo inconcluso es comenzar
a hacer espacio para lo Nuevo.
Que sepamos pedir ayuda cuando la necesitemos,
para volver a pararnos sobre nuestros propios pies.
Dejarse ayudar es un buen antídoto
para la omnipotencia o la necedad.
Que sepamos ayudar a quien lo necesite
sin perdernos en el otro,
sin invadir ni manipular,
sin generar dependencia,
sin forcejear para que nadie cambie
lo que no está dispuesto a cambiar.
Ayudar requiere el ejercicio
de una solidaridad inteligente,
consciente de sus trampas y de sus límites.
Que permanezcamos abiertos a encontrar
verdaderos compañeros de Camino,
afines a nuestra más íntima Esencia.
Como decía Vinicius:
“La Vida es el arte del encuentro”.
No nos escondamos de la Vida.
Vivir Vivo es poco frecuente entre los humanos.
Lo logran quienes trabajan
para abrir su sensibilidad y su conciencia.
Que seamos parte de aquellos que,
más que un “Año Nuevo”,
celebran cada día un Día Nuevo,
intensamente Vivos.
Hay miles de personas que,
desde distintos lugares del mundo,
forman parte de nuestra red humana virtual,
sin fronteras.
Como ves, no estás solo...
En este mismo instante hay muchos otros
que también quieren hacer de este nuevo año
un verdadero Año Nuevo.
Y es que hay un único tiempo:
AHORA.
Te deseo lucidez para cada día.
Que elijas bien,
que tu sensibilidad se abra y florezca.
(Tomado de internet)

Amigos míos:
aprendamos a soltar y demos paso a una nueva vida.
¡¡¡MUY FELIZ AÑO NUEVO!!!
Con todo mi amor,



lunes, 20 de diciembre de 2010

TE DESEO...

Hola a todos!!!

Vuelvo a pedirles mil disculpas por no devolver las visitas como quisiera y como suelo hacerlo, pero realmente se me hace difícil y no quisiera cumplir con unos sí y otros no.

Si bien les había dicho que me tomaba un descanso para disfrutar a mis hijos y a mi nieto Tomi (Tomatito), hoy recibí este texto que me enviaron por mail que se atribuye a Víctor Hugo y, como siempre me gusta chequear que la información sea fidedigna, oh sorpresa! encuentro que le pertenece al escritor brasileño Sergio Jockymann, publicada en 1980 en el Jornal Folha da Tarde de Porto Alegre, Brasil.

Sea de quien fuese no pude menos que desear compartirlo con todos ustedes. Les deseo todo lo que él desea, ni más ni menos.

Que tengan todos una muy Feliz Navidad y que el Niño Jesús les traiga...

PAZ
SALUD
AMOR
TRABAJO

Un beso,






Te deseo primero que ames,
y que amando, también seas amado.
Y que, de no ser así, seas breve en olvidar
y que después de olvidar, no guardes rencores.
Deseo, pues, que no sea así, pero que si es,
sepas ser sin desesperar.

Te deseo también que tengas amigos,
y que, incluso malos e inconsecuentes
sean valientes y fieles, y que por lo menos
haya uno en quien confiar sin dudar.

Y porque la vida es así,
te deseo también que tengas enemigos.
Ni muchos ni pocos, en la medida exacta,
para que, algunas veces, te cuestiones
tus propias certezas. Y que entre ellos,
haya por lo menos uno que sea justo,
para que no te sientas demasiado seguro.

Te deseo además que seas útil,
mas no insustituible.
Y que en los momentos malos,
cuando no quede más nada,
esa utilidad sea suficiente
para mantenerte en pie.

Igualmente, te deseo que seas tolerante,
no con los que se equivocan poco,
porque eso es fácil, sino con los que
se equivocan mucho e irremediablemente
y que haciendo buen uso de esa tolerancia,
sirvas de ejemplo a otros.

Te deseo que siendo joven
no madures demasiado de prisa,
y que ya maduro, no insistas en rejuvenecer,
y que siendo viejo no te dediques al desespero.
Porque cada edad tiene su placer y su dolor
y es necesario dejar
que fluyan entre nosostros.

Te deseo de paso que seas triste.
No todo el año sino apenas un dia.
Pero que en ese dia descubras
que la risa diaria es buena,
que la risa habitual es sosa y
la risa constante es malsana.

Te deseo que descubras,
con urgencia máxima,
por encima y a pesar de todo,
que existen, y que te rodean,
seres oprimidos,
tratados con injusticia y personas infelices.

Te deseo que acaricies un perro
alimentes a un pájaro
y oigas a un jilguero erguir triunfante su canto matinal,
porque de esa manera,
sentirás bien por nada.

Deseo también que plantes una semilla,
por mas minúscula que sea,
y la acompañes en su crecimiento,
para que descubras de cuántas vidas
está hecho un árbol.

Te deseo además, que tengas dinero,
porque es necesario ser práctico,
y que por lo menos una vez por año
pongas algo de ese dinero frente a ti y digas
"Esto es mío"
sólo para que quede claro
quién es el dueño de quién.

Te deseo también
que ninguno de tus afectos muera,
pero que si muere alguno,
puedas llorar sin lamentarte y sufrir
sin sentirte culpable.

Te deseo por fín que
siendo hombre, tengas una buena mujer
y que siendo mujer, tengas un buen hombre,
mañana y al día siguiente,
y que cuando estén exhaustos y sonrientes,
hablen sobre amor para recomenzar.

Si todas estas cosas llegaran a pasar
no tengo más nada que desearte.




Não Se Esqueça de Mim - Nana Caymmi
Compositores: Roberto Carlos / Erasmo Carlos

Onde você estiver não se esqueça de mim
Donde vos estés no te olvides de mí.
Com quem você estiver não se esqueça de mim
Con quien vos estés no te olvides de mí
Eu quero apenas estar no seu pensamento
Yo quiero apenas estar en tu pensamiento
Por um momento pensar que você pensa em mim.
Por un momento pensar que piensas en mí.
Onde você estiver não se esqueça de mim
Donde vos estés no te olvides de mí
Mesmo que exista outro amor que te faça feliz
Aunque que exista otro amor que te haga feliz
Se resta em sua lembrança
Si queda en tu recuerdo
Um pouco do muito que eu te quis
Un poco de lo mucho que te quise
Onde você estiver não se esqueça de mim.
Donde vos estés no te olvides de mí.
Eu quero apenas estar no seu pensamento
Yo quiero apenas estar en tu pensamiento
Por um momento pensar que você pensa em mim
Por un momento pensar que piensas en mí.
Onde você estiver não se esqueça de mim.
Donde vos estés no te olvides de mí.
Quando você se lembrar não se esqueça que eu
Cuando recuerdes no te olvides que yo
Que eu não consigo apagar
Que yo no consigo borrarte
Você da minha vida
de mi vida
Onde você estiver não se esqueça de mim.
Donde vos estés no te olvides de mí.
Não se esqueça de mim.
No te olvides de mí.
Não se esqueça de mim.
No te olvides de mí.

miércoles, 15 de diciembre de 2010

SOLTAR AMARRAS

Hola a todos!!!
Este escrito no es mío pero me pareció oportuno compartirlo.
Se lo dedico, especialmente, a todas aquellas personas que están lidiando con pasados oscuros y conflictivos y no se permiten ver la luz del día de hoy.
No hablo "por boca de jarro". Yo lo logré. Y soy una persona común. Vos también podés hacerlo. Todo es cuestión de actitud y voluntad y de amarse a sí mismo.

Que seas feliz!
Con mucho amor.
Un beso,





Es tiempo de soltar amarras...
Aquí dejo todo lo que me hace daño.
Es tiempo de ser más fluido con la gente,
Conmigo mism@.
Es momento de dejar ir,
de permitir que el viento me despeine y me sacuda;
que se lleve el resentimiento,
que mi alma perdone deudas y deudores.
Es tiempo de que me perdone a mí mism@;
ya me regañé bastante.
Fueron muchas las piedras
que yo mism@ puse en mi camino;
los puentes dinamitados…
Para autocastigo ya estuvo bien;
elijo el camino de la aceptación;
es más barato.
Acepto y entiendo que merezco empezar de cero;
con alma transparente, y espíritu tranquilo.
En mi vida, a partir de ahora,
lo que ha de ser, será.
Entiendo que por más que me angustie,
no agregaré un centímetro a mi estatura;
Es tiempo de relajarme.
Dios no me está juzgando.
Así que, ¿por qué habría yo de hacerlo?
Es hora de levar anclas...
De liberar cosas, de soltar gente.
Nadie tiene por qué ser como yo quiera.
Así están perfectos.
Así ha funcionado hasta este momento su vida.
¿Qué mejor prueba podría pedir para convencerme?
Me dedico a atender lo mío, a refundarme.
Viene bien tirar lo que ya no sirve, perdonar.
Entre ser feliz y tener razón, elijo lo primero.
Tener la razón es el peor de los desgastes,
pues te quita el sueño intentando corregir al universo.
Es hora de soltar amarras,
de confiar más en el Universo
y menos en la apariencia de este mundo convulso.
Me dejo ir. La vida me conduce.
Quiero comenzar de nuevo con un corazón joven,
que brinque de gusto con los cantos que anuncian el día.
Como cuando éramos niños. ¿Te acuerdas?
Un alma que sea capaz de asombrarse
con el amarillo de los girasoles,
de ver en el cielo un milagro pintado de azul
y no sólo un día más, llano y simple.
Es tiempo de soltar amarras y maravillarme.
He estado demasiado ocupad@ para ver las estrellas.
Elijo mirar la sonrisa del sol.
Elijo abrazar al aire.
Me ama lo suficiente para mantenerme con vida.
¿Qué mejor prueba de amor?
Afortunadamente, se me dio la facultad de elegir.
Elijo controlar a mis propios demonios.
Es más… he decidido darles vacaciones.
Es tiempo de soltar amarras,
de levar anclas,
de dejarme en paz.
De tanto pelear conmigo mism@,
se me estaba olvidando a qué sabe la sonrisa.
Qué estupendo es cuando no controlas a nadie,
cuando no pides cuentas,
cuando tiras a la basura los rencores.
A partir de ahora quiero ser más just@;
la vida no es un tablero de ajedrez
ni las personas caballos o alfiles.
Trato a la gente como me gustaría que me trataran.
Si algo nos debemos,
te ofrezco un abrazo,
te pido una disculpa.
Yo ya me perdoné.
¿Podrías hacerlo tú también?
Yo te invito.
Renovación es una palabra muy comprometedora...
¡te obliga a caminar sin excusas!
Sin nadie a quien echarle la culpa de nada.
Pero, definitivamente, es el camino al cielo.
Nada es casualidad,
no hay accidentes en el mundo de la voluntad.
Por eso, sea cual sea la razón
por la que estés leyendo estas líneas,
elijo creer que el Universo
nos permitió crear este lazo,
aun cuando ni siquiera nos hayamos visto.
Elijo creer que estemos dispuestos
a sembrar más sonrisas
en nosotros mismos y en la gente.
Te deseo que ahora y siempre,
estés llen@ de bendiciones.
Si sueltas tus amarras,
tendrás las manos libres para recibirlas.

Quería compartir con ustedes este video
de uno de los temas musicales que más me emocionan.

Estaba buscando una versión en cello
y encontré ésta que me gustó mucho.
Espero lo disfruten!






martes, 14 de diciembre de 2010

DÍA DEL TANGO!

El 11 de diciembre fue declarado Día del Tango porque en esta fecha, aunque de diferentes años, nacieron Carlos Gardel y Julio De Caro, de quien contaré esta historia tan emotiva que me llegó por mail y la quiero compartir con ustedes.



Junio 03 2010 - La honra del apellido
por
Alfredo Leuco

"Anoche Pinky contó la conmovedora historia de Julio de Caro. Su padre, don José, era un músico clásico orgulloso de su formación cultural pero que despreciaba la música popular. En la calle Defensa, a 20 cuadras de la Casa Rosada, instaló un conservatorio y un anexo donde se vendían instrumentos musicales y partituras.

Don José había diseñado para su hijo Julito un destino de médico y de gran concertista de guitarra. Pero el pibe, con los atorrantes del barrio y de pantalones cortos se escapó una noche al Palais de Glace a ver la orquesta de Roberto Firpo y quedó fascinado. A la madrugada, todos gritaban que toque el pibe, que toque el pibe y él también porque un tango se llamaba así. Hasta que un amigo le dijo:”es a vos Julito, la gente pide que toques vos.” Recién cuando apoyó el violín contra su cuello su cuerpito frágil dejó de temblar como una hoja. La música maravillosa que produjo hipnotizó a todos con su belleza.

Cuando Julito regresó de madrugada lo estaba esperando su padre que lo castigó a vivir una semana en un rincón y a pan y sopa. Julito metió violín en bolsa. Su corazón se desgarraba ante cada reto de su padre que insultaba a esos vagos que tocan esa música bastarda, esas melodías prostibularias. Pero la magia del tango ya se había metido para siempre en el corazón de Julio de Caro.

Un día, el tigre del bandoneón Eduardo Arolas lo invitó a tocar en su orquesta y ese fue el final. Otra madrugada el padre de Julio lo esperó detrás de la puerta y lo echó de su casa: “Usted elige mocoso, la medicina, la guitarra y el concierto o esa porquería que toca con el violín. Usted me ha traicionado, ha deshonrado mi apellido”. Y Julio se fue vencido de la casita de sus viejos. Durante 20 años le envió cartas a su madre que nunca fueron respondidas.

Después de mucho sacrificio y pasar grandes privaciones económicas, Julio empezó a triunfar en todo el mundo. Les mandaba a sus padres los recortes de los diarios que hablaban de su genialidad y nada. Ni una línea a vuelta de correo. Por eso su mirada siempre estaba triste pese a que su crecimiento profesional fue caudaloso. El presidente Marcelo T. de Alvear se declaró su admirador.

De gira por Europa una noche tocó en un palacio de Niza ante cientos de bacanes. Alguien se levantó de su mesa, elegante con su smoking tan lustroso como su cabello y dijo: “Así como me reciben a mí les pido que reciban y escuchen a Julio de Caro”. Un presentador de lujo: era Carlos Gardel. Enseguida uno de los bailarines le pidió que repitiera el tango “El Monito”. Y luego otra vez. Y otra. De Caro no podía negarse a ese pedido de Charles Chaplin.

¿Qué extraño misterio arrabalero hacía disfrutar al genio de Chaplin de esa letra que dice “mi pebeta ya se fue/y nunca volverá/Tal vez irá rodando al cabaret/ buscando en su dolor,/ alivio de champán/olvido a mi desdén”. De Caro después tocó para el Aga Khan, para el príncipe de Gales, y fue pasión de multitudes. Se convirtió en un artista inmenso que marcó para siempre con su identidad la música de Buenos Aires. Pero sus padres seguían sin aparecer y la llaga de su corazón seguía abierta.

Paloma Efrom, Blackie, cantó en su orquesta. Edmundo Rivero también. En 1937, nadie quiso perderse el regreso triunfal de Julio de Caro al Teatro Opera.

Después de varias ovaciones, Julio se quedó un tiempo largo en el camarín esperando que se fuera el público para poder salir tranquilo. Pasaron dos horas y salió caminando por el pasillo del teatro apenas alumbrado por pequeñas lucecitas rojas. De pronto vio difusas dos figuras que se recortaban en la penumbra. Eran sus padres. Don José se acercó temblando hacia su hijo y después de 20 años le dijo, sin tutearlo: “Vengo a pedirle perdón. Usted hace una música de ángeles”. Y no pararon de llorar en un profundo abrazo.


A veces los padres creemos que nuestros hijos no hacen lo que nosotros quisiéramos que hagan y nos ponemos tercos y resistentes a ciertos cambios, pero la vida nos enseña que cuando el árbol nace de buena madera es muy difícil que se puedan quebrar sus ramas y nos muestran, para nuestro orgullo, que aunque las hojas sean de diferente forma y color, la savia que fluye desde dentro es la del mismo manantial del que abrevamos nosotros".

Espero hayan disfrutado esta historia.

Feliz Día del Tango!






domingo, 5 de diciembre de 2010

MASCULINIDAD TÓXICA

El psiquiatra Sergio Sinay es un machista arrepentido, como él mismo se define. Un hombre con una mirada particular de lo masculino en tiempos de cambios.

EXTRACTO DEL LIBRO "LA MASCULINIDAD TÓXICA"

Que lo disfruten!





"Querido congénere:

Esta carta no podía tener otro destinatario que no fueras vos. Nadie podría entender mejor de qué hablo, qué quiero decir. Querido congénere, vos y yo, varones ambos, estamos en peligro de extinción. Así como nos mandaron a vivir nuestras vidas de hombres, así como nos mandaron relacionarnos con las mujeres, con nuestros hijos, con las cosas, con los seres, con el mundo, así no va más.

Te quiero contar cosas que escucho, que siento, que pienso, que vivo y que veo, cosas que nos involucran y que, quizás, no ignoras y te preocupan tanto como a mí.

Veo mujeres tristes, desalentadas, resignadas a no encontrarse emocionalmente con nosotros, a no contarnos como compañeros de vida, digo como verdaderos compañeros de vida, como hombres dispuestos a explorar con ellas los espacios desconocidos del afecto, a confiar en que nuestras diferencias nos enriquecerán, dispuestos a mirarlas con cariño, con ternura, con humor, además de con deseo.

Veo mujeres que no nos entienden ni se sienten entendidas por nosotros, mujeres que han hecho hasta lo imposible por comunicarse (y debo decirte querido congénere, que a menudo hacen de más, se ponen demasiado ansiosas, sofocan, se adelantan a nuestros tiempos). Han hecho hasta lo imposible guiadas por la mejor, la más amorosa de las intenciones. Y hoy a muchas las veo y escucho resignadas a convivir con hombres que siempre serán extraños y lejanos o, directamente, a prescindir de ellos.

Muchas mujeres prefieren compartir su tiempo con otra u otras mujeres: reciben más afecto, más comprensión, más compañía (aunque le falte el tipo de compañía, comprensión y afecto masculinos que tienen otra energía, otra vibración, no opuesta sino complementaria). Hay mujeres a las cuales empezamos (sólo empezamos) a resultarles prescindibles. Y si prescinden de nosotros, ellas estarán sin hombres, pero los que estaremos verdaderamente solos seremos nosotros, te lo aseguro.

Nosotros, los varones sabemos muy poco, o nada, de estar solos, salvo en las trincheras o arriba de un ring. Y aún así, nos damos el dudoso lujo de aislarnos.

Por las dudas, te lo aclaro: cuando digo que las mujeres acabarán prefiriendo estar con mujeres, no hablo de sexo. Lo aclaro porque sé que los varones sabemos poco de intimidad, simplificamos y nos confundimos. Estarán juntas de un modo que nosotros no sabemos estar entre nosotros.

Espero que entiendas. Y si no, hermano, espero que empieces a aprender a entender.

Veo y oigo, también, a muchos hijos desalentados. Ya no hacen más esfuerzo por acercarse a sus padres, ya no esperan que sus padres se acerquen a ellos, quiten el candado de la distancia emocional, compartan sentimientos, sensaciones. Ya no esperan que sus padres se interesen de verdad por lo que a ellos o ellas (hijo, hija) les pasa, ya no aspiran a ser revalidados por la amorosa y firme mirada paterna. No sé si te ocurre, no sé si te ha tocado, pero he sido testigo u oyente de muchas palabras de hijos desalentados. Dicen cosas como "A mi viejo no vale la pena pedirle nada, nunca tiene tiempo, siempre está ocupado". O dicen: "Me hubiera gustado verlo en la entrega de diplomas, me hubiese gustado que estuviera allí (y no en una reunión o jugando al tenis o llevando el coche al taller) el día que traje a mi novia por primera vez a casa". O dicen: "Me gustaría no sentir este silencio incómodo cuando nos quedamos solos. Me gustaría que me mire a los ojos cuando me habla. Me gustaría que no opine sobre todo lo que digo. Me gustaría que me escuche sin juzgarme. Me gustaría que alguna vez me prohíba algo y me lo explique, así puedo aprender. Me gustaría que no me trate como a un amigo, que no se haga el pendejo, que no me robe mi manera de hablar; necesito sentir que es mayor que yo, que tiene otra experiencia, que sabe cosas que no sé, que podré confiar en él si me pierdo. Y así, con un padre pendejo, no puedo. Y paso vergüenza ante mis amigos, porque encima no funciona como pendejo".

Muchos de esos hijos, hermano varón, ya no buscan a sus papás, se han resignado a perderlos emocionalmente o a tenerlos sólo como proveedores. Y eligen como confidente a mamá. Ella, que nunca fue varón, que no se siente como varón, que carece de experiencia de varón, tiene que explicarles desde qué hacer con una chica (¡yo tampoco lo creía hasta que fui testigo varias veces!), hasta como enfrentar una situación temida. Para esos hijos pronto seremos prescindibles. Ellos se quedarán, funcionalmente, sin padre, les será doloroso pero seguirán adelante con su vida, aprenderán a ser hombres de alguna manera, acaso sean buenos hombres. Los que nos vamos a quedar de veras solos somos nosotros.

No sé si te pasa, no sé si lo sientes, observo cada vez más hombres que desconfían de otros hombres, que los ven como enemigos, como obstáculos, o a lo sumo los ven como instrumentos, como medios. "Este tipo me sirve o no me sirve, lo tengo que cuidar o lo tengo que cagar". Escucho eso, lo escucho con una frecuencia que me alarma. Pasa en las empresas, en la política, en la vida social, en los clubes, en las agrupaciones profesionales.

Veo cada vez más hombres enceguecidos por la ambición, a los que no les importa qué precio (moral, en salud, en dinero, o reputación) hay que pagar para tener. Tener, ésa es la palabra, hermano varón. Tener poder, mujeres, plata, casa, cosas (no importa qué cosas: cosas). Cuando hay tan poca solidaridad, tan poca empatía, tan poca camaradería entre los varones estamos mal, hermano varón. Nos quedaremos solos, solos entre nosotros, solos y en guardia, solos y enfermos.

Cada vez veo más hombres deprimidos, hombres que no duermen, hombres que parecen pastilleros ambulantes (viagra, alopidol, alplax, clonazepán, ansiolíticos, sedantes, antiácidos, antiinflamatorios, analgésicos, farmacias que caminan), hombres que desoyen todos los síntomas con que sus cuerpos les hablan, hombres con dolores, con malestares físicos o emocionales a los que prefieren no atender. Morimos antes de tiempo o llegamos estropeados a nuestra vejez. Necesitamos, para nosotros y para otros, llegar vivos a la hora de nuestro final, con capacidad para convertir nuestras experiencias en sabiduría y para hacer de nuestra sabiduría una herramienta al servicio de nuestros afectos y nuestro mundo. Pero la gran mayoría de nosotros estamos llegando vacíos, sin nada para transmitir, habiendo acumulado vivencias como quien junta fotos, pero sin haberlas transformado en algo trascendente.

Así no va más, hermano varón, querido congénere. Con nuestra violencia, con nuestra ausencia de perdón, de comprensión, de flexibilidad, estamos destruyendo el mundo. Digo nosotros, digo los varones, no es un "nosotros" abstracto. Digo los hombres (no digo "la humanidad"), los que tenemos pito y voces gruesas y pelos en todas las partes (a veces no en la cabeza). ¿Se entiende, muchacho? Digo que los varones, con nuestro maldito mandato machista, ya hemos mucho daño y ya nos hemos hecho mucho daño a nosotros. Así, no va.

Seremos prescindibles para las mujeres. ¿Quién nos hizo creer que estarán siempre a nuestros pies, muertas por nuestros pitos? Seremos prescindibles para nuestros hijos. La paternidad biológica es solo un dato, un accidente, hay que darle sentido, llenarla de contenido. Prescindimos entre nosotros el uno del otro, apenas nos usamos. Así no se construyen vínculos fraternales y fecundos. Ya hay mujeres (narcisistas si querés, egoístas si te parece, estoy de acuerdo) que nos usan de padrillos, a veces sin que los sepamos, para tener hijos y librarse de tener maridos.

Ya hay fecundación in vitro. Y si la clonación avanza (Dios no permita que esos locos omnipotentes lleguen a cumplir, invocando a la ciencia, sus sueños demenciales) bastará con una célula materna para crear un hijo. Y no seremos necesarios ni como sementales. Será el ominoso final de un modelo que nos hizo creer invulnerables, poderosos y ganadores.

¿Qué ganábamos, querido congénere?

¿De veras no estás un poco harto de tener que demostrar todo el tiempo que tenés huevos? ¿Qué quiere decir tener huevos? No es algo que elegiste, no es algo que se logra con esfuerzo, con aplicación, con creatividad. Terminémosla con los huevos. La mayoría de nosotros (la penosa inmensa mayoría) ni siquiera sabe qué función cumplen los testículos en nuestro organismo.

¿De veras no estás harto de demostrar tu aguante, de bancártela solo?

También los burros tienen mucho aguante. Y los bueyes. ¿Hay algo más por lo que destaques? ¿Algo propio, generado desde tu corazón?

¿De veras no estás harto de tener que demostrar a las mujeres el largo y el grosor de tu pene, de tratar de batir récords cuando estás con ellas?

¿No estás harto de ir a la cama con pavor de que tu arma tenga la pólvora mojada? ¿No estás harto de negarlo, lo vas a negar ahora una vez más? Yo soy como vos, de manera que aquí podés ahorrártelo. Y, de paso, ¿no te gustaría saber un poco más acerca de cómo sienten sexualmente las mujeres, de qué les gusta, de qué esperan de vos antes de que empieces con tu exhibición y las dejes afuera? ¿No crees que podés llevarte alguna grata sorpresa al averiguarlo? ¿O para vos no hay nada que aprender? ¿Dónde aprendiste tanto? ¿Te lo enseñó tu papá, o algún hombre mayor sabio, cariñoso, afectuoso y comprensivo? ¿O lo aprendiste de oídas? ¿O pagando a una mujer de la cual no recordás el rostro? ¿De veras no estás harto?

¿De veras no estás harto de mirar de reojo el auto del tipo del lado, y si es más nuevo o potente que el tuyo, salir corriendo a cambiar tu
coche para que no crean que sos pobre o que tenés menos poder, o que la tenés más corta?

¿De veras no estás harto de hablar sólo de lo bien que te va, de callarte los dolores, las dudas, las vergüenzas, las dudas? Digo, ¿no estás harto de aparentar, de competir aún de palabra, de tapar, de disimular?

¿De veras no estás harto de tanto chiste machista, de tanto infantilismo acumulado, de tanta simpleza intelectual, de tanto desprecio por las mujeres, por los homosexuales, por los que apuestan a otra vida y a otros vínculos sin que pierdan por eso ni una gota de testosterona?

¿No estás harto, eso quiero decir, de vivir con el culo apretado por el miedo, por el pánico a lo diferente?

¿No estás harto de justificar guerras, matanzas y destrucciones en nombre de la política?

¿No estás harto de callar, por miedo a que te llamen tonto, ingenuo o maricón, tu oposición a la muerte de quien sea, de un palestino, de un libanés, de un judío, de un afgano, de un iraquí, de un serbio, de un croata, de un ruso, de un indio, de un paquistaní, de una mujer, de un chico (de miles y miles de chicos), no estás harto de tu propio silencio e inacción?

¿No estás harto de tener sólo cuatro o cinco temas de conversación (mujeres, política, fútbol, economía, tecnología) temas seguros, donde nunca arriesgarás nada personal, temas protegidos, temas que, a fuerza de ser los único, te alejan de otros temas, de otra gente, del corazón de otra gente (mujeres, hijos, amigos, nuevos seres a conocer) y de tu propio corazón?

¿No estás harto de ser un eterno adolescente, alguien que se niega a entrar en las etapas evolutivas de la vida, alguien que se convierte, mientras pasan los años, en la patética caricatura de un púber y que , por muy macho que se diga, no tiene coraje (o huevos, como te gusta decir) para emprender la aventura espiritual, emocional y cósmica de convertirse en un hombre de verdad, un hombre de los que el mundo, y las mujeres, y nuestros hijos, y los otros amigos, necesitan?

Si no estás harto, acaso cuando lo estés ya sea tarde, ya estarás definitivamente solo, ya serás absoluta e irreversiblemente prescindible. Si no estás harto, formás parte de una especie en extinción. También los dinosaurios lo eran, aunque no lo supieran, cuando parecían enormes y poderosos. Formás parte de una especie en extinción y no habrá una ONG que esté dispuesta a rescatarte. Otras especies serán prioritarias. Especies que no depredan, que no discriminan, que no asesinan masivamente entre sí, que equilibran el universo.

Si estás harto, el momento de cambiar es ahora. No hay excusas, no hay peros. Así no va más. Me dirás que sí va, mire quienes gobiernan los países, quienes están al frente de las empresas, quienes rigen el deporte, quienes manejan las finanzas, quienes son los economistas que ven números pero no personas, quienes inventan cada día una guerra para seguir vendiendo armas y robando petróleo mientras invocan causa inexistentes, quienes mandan a morir a los hijos de los otros, quienes intoxican a nuestros hijos con la comida chatarra, televisión chatarra, juguetes chatarra, ideas chatarra, quienes nos hacen creer que moriremos si no tenemos un auto, un plasma, una computadora de ultimísima generación, que seremos poca cosa sin una zapatilla que hasta marca nuestras pulsaciones, quienes manipulan nuestra salud desde las corporaciones farmacéuticas. Miro y los veo. Son hombres insalubres, inoculados e inoculadores de un paradigma tóxico. Y son mayoría. Es cierto. Pero te repito. También los dinosaurios parecían invulnerables, cuando, aunque ellos no lo supieran, ya estaban en extinción. Y, de paso, pido perdón a los dinosaurios por la comparación. Estos hombres no son inocentes como eran ellos. Son imputables. A esta altura de la historia, de las comunicaciones, de la sociología, de la psicología, de la información y del conocimiento, son imputables. No podrán decir que no sabían. En todo caso que digan que les gustaba y les creeremos. No podrán decir que cumplían mandatos. La civilización ha vivido cosas que impiden aceptar esa excusa.

Por eso digo, hermano varón, que si estás harto sólo te queda el camino de empezar a cambiar tus conductas. No tus palabras, no basta con que cambies de discurso. Hay que transformar las acciones, las actitudes, los hechos. Y también las palabras. Quedarte en el discurso te hará imputable. El tiempo es ahora. El lugar es tu casa, tu trabajo, el espacio que compartes con tu mujer (o con las mujeres), con tus hijos, con otros hombres. Es aquí y ahora, cada día en cada lugar. Ya. No te dejes engañar por esa mayoría de hombres que ves.

Los varones somos, con el paradigma masculino hegemónico hoy vigente, una especie en peligro de extinción. Y esos tipos son los responsables.

¿Querés ser como ellos? Yo no.

Me preguntarás desde dónde hablo, qué derechos me arrogo. Cuál es mi púlpito. Me identifico. Soy un varón de este mundo, de este tiempo. Un marido, un padre, un profesional. Un hombre que ha vivido ya más de la mitad de su vida y ha experimentado todos los mandatos del paradigma. Que hace tiempo ya no quiere más de eso.

Soy un hombre harto de estos hombres. Un hombre que tiene con ellos una cuestión personal, porque degradan mi sexo. Soy un hombre al que le duelen los tiempos que vive. Un hombre que tiene la visión de un mundo compasivo y fraternal, inclusivo, enriquecido por la diversidad, fecundo. Un hombre harto que sospecha no ser el único hombre harto.

Si también estás harto, nos encontraremos en el camino.

Hasta entonces, un abrazo fraterno".





jueves, 2 de diciembre de 2010

MEDITACIÓN

No obedezcas ningun mandato excepto que venga desde tu interior.

Si meditas, tarde o temprano, vas a encontrarte con el amor. Si meditas profundamente, tarde o temprano, vas a empezar a sentir un amor tremendo que emana de ti que jamás habías conocido, una nueva cualidad de tu ser, una nueva puerta que se abre. Te convertiste en una nueva llama y ahora lo quieres compartir.

Si amas profundamente, de a poco, vas a darte cuenta de que tu amor se vuelve más y más meditativo. Una cualidad sutil de silencio está entrando en ti. Los pensamientos van desapareciendo, van surgiendo espacios… ¡Silencios! Estás tocando tu propia profundidad.

El amor te hace meditativo si está en la dirección justa. La meditación te hace amoroso si está en la dirección justa. Quieres un amor que nazca de la meditación, no de la mente. Ese es el amor del que hablo continuamente.

Millones de parejas en todo el mundo viven “como si” hubiera amor. Viven en un mundo de “como si”… por supuesto, ¿cómo van a estar contentos? Si están drenados de toda energía. Tratan de conseguir algo de un amor que es falso y que no puede cumplir con lo que prometió. Por eso la frustración, por eso el aburrimiento continuo, las quejas constantes, las peleas entre los amantes. Las parejas tratan de alcanzar algo imposible: hacer que su relación amorosa sea eterna y eso no puede ser. Surgió de la mente y la mente no puede darte ningún vislumbre de lo eterno.

Primero, entra en la meditación, porque el amor va a surgir de la meditación, es la fragancia de la meditación... la meditación es la flor, el loto de los mil pétalos. Deja que se abra, deja que te ayude a desplazar en la dimensión de lo vertical, de la no-mente, del no-tiempo y, de repente, vas a ver que la fragancia está ahí. Entonces, es eterna, es incondicional... entonces, ni siquiera está dirigido a alguien en particular. No puede estar dirigido a nadie en particular. No es una relación, es más bien una cualidad que te rodea. No tiene nada que ver con lo otro. Tú eres amoroso, tú eres el amor; entonces, es eterno. Es tu fragancia. Existió alrededor de un Buda, alrededor de un Jesús, es una clase de amor totalmente diferente; es cualitativamente diferente.

Osho

Gracias, Nancy!



domingo, 28 de noviembre de 2010

LA HUELLA DE TU ABRAZO

“El rastro que queda impreso, que deja tu abrazo en mi cuerpo,
en el cuerpo de otro, una vez terminado el encuentro… o el tango".

Hola a todos!!!

Regularmente, recibo un boletín de una revista de tango en el cual encontré una nota que me impactó por lo que significa para mí el abrazo en el tango.

La nota viene del blog de
Andrea Uchitel. Si hacen click en su nombre van directamente a su sitio en el cual podrán leer su biografía, su trayectoria y sus trabajos.

Andrea ha confeccionado un video muy lindo el cual quiero compartir con ustedes. Gracias, Andrea, por permitirme traer tu arte a mi blog. Porque lo que haces es arte puro!

Que lo disfruten!

Un beso para todos,




Desde una mirada despojada de estereotipos, La Huella de Tu Abrazo propone un acercamiento singular al tango. Pone el foco en el abrazo, elemento constitutivo de esta danza y, reuniendo recursos de múltiples disciplinas del arte (danza, música, poesía y plástica) ofrece una experiencia sensorial. La obra hace partícipe al espectador transformándolo en actor desde la vivencia e intimidad de su propio abrazo. Le revela una nueva dimensión de sí mismo, aquella que queda una vez terminado el encuentro… o el tango.

La Huella de Tu Abrazo logra sensibilizar a la audiencia e invita a reflexionar acerca del impacto del contacto corporal en las personas y sus relaciones. Abre la discusión acerca del lugar actual de las danzas sociales en la comunidad.

Andrea Uchitel



jueves, 25 de noviembre de 2010

domingo, 21 de noviembre de 2010

ENERGÍA MENTAL

Hola a todos!!!

Muchas veces me suceden cosas que, o las escucho o las leo o las converso con alguien y "me hacen ruido". Las presiento como pequeñas señales. Algunas veces importantes y otras veces no tanto.

En mi post anterior, mi amigo Toro Salvaje me dejó el siguiente comentario: "En el fondo todo debería ser más simple, LO COMPLICAMOS TANTO..." A lo cual yo le respondí que era un buen tema a tener en cuenta para desarrollarlo.

Justamente hoy, pensando en qué escribir para este post, le pregunto a mi amigo FER -que es el que me provee de muchas cosas que posteo- si se le ocurría qué tema podía tratar y me recordó un archivo que él me mandó en formato pps. FER me decía que a él le parecía oportuno dado que estamos llegando a finales del año y muchas veces se nos ocurre hacer un balance de lo positivo y negativo que hemos vivido y cómo hacer para mejorarlo.

Este escrito que les voy a dejar, termina -coincidentemente- con esta frase:

¿¿¿ NO CREES QUE LA COMPLICAMOS DEMASIADO ???

Ahora yo les pregunto: ¿esto es "casualidad"? Toro Salvaje me habla de "complicar" y FER me sugiere un tema que habla de "complicar". Así que, "simplificando" los dejo con este lindo texto. Espero que lo disfruten y que lo pongan en práctica.
Un beso,



Piensa siempre de forma positiva.
Cada vez que un pensamiento negativo viene a tu cabeza,
cámbialo por otro!
Para eso, es preciso mucha disciplina mental.
No la adquirirás del día para la noche.
Así como un atleta, debes entrenarte mucho.

No te quejes!
Cuando reclamas, tal cual un imán,
atraes hacia ti toda la carga negativa de tus propias palabras.
La mayoría de las cosas que andan mal,
comenzaron a materializarse cuando nos lamentamos.
No dejes que interferencias externas se acumulen a tu vida diaria.
Líbrate de rumores, comentarios maliciosos y gente deprimida.
Eso es contagioso.

Sé intuitivo!
Sintoniza con gente positiva y de alto nivel astral.
No te enojes con facilidad y no des importancia a pequeñas cosas.
Cuando nos irritamos, envenenamos nuestro cuerpo y nuestra mente.
Procura convivir con serenidad y cuando tengas ganas de explotar,
cuenta hasta diez.

Vive el presente!
El ansioso vive en el futuro.
El rencoroso vive en el pasado.
Aprovecha aquí y ahora.
Nada se repite, todo pasa.
Haz que tu día valga la pena.
No pierdas tiempo en lamentaciones y preocupaciones,
pues sólo traen enfermedad.
Mentalidad positiva!
Tú puedes!

El agua purifica.
Siempre que puedas anda a la playa, a un río o cascada.
En casa, cuando estés bajo la ducha con los ojos cerrados,
imagina que tu cansancio físico y mental y toda la carga negativa
está siendo eliminada agua abajo.

Camina descalzo cuando puedas, en tierra de preferencia.
En casa, masajea tus pies con una crema
después de un largo día de trabajo.
Remójalos en agua tibia.
Agrega un poco de sal para aliviar.

Mantente en contacto con la naturaleza;
ten en casa una maceta de plantas por lo menos.
Cuídala con cariño.
El amor que dedicamos a las plantas y animales
calma al ser humano y funciona como relajante natural.

Escucha música que te haga cantar y bailar.
Sea cual sea tu estilo preferido,
la vibración de una canción
tiene el poder de hacernos sentir vivos,
aflorando nuestra emoción y abriendo nuestro canal con alegría.
No dejes que la “saudade” te abrume,
que la rutina te atrape,
que el miedo te impida intentarlo.

Libérate!
Siempre que puedas, líbrate de la rutina
y toma otro camino, aunque sea por un día.
Conoce nuevos lugares y nuevas personas.

Vive la Vida!
Gasta más horas realizando que soñando.
Haciendo que planeando.
Viviendo que esperando.

Porque...
A pesar que quien casi muere esté vivo,
quien casi vive ya murió,
el miedo nos aparta de las derrotas
pero también de las victorias.

TE DESEO...
UN ÓPTIMO DÍA!
UNA EXCELENTE SEMANA!
UN MARAVILLOSO MES!
UN AÑO ESPECTACULAR!
UNA VIDA RELAJADA!

¿¿¿ NO CREES QUE LA COMPLICAMOS DEMASIADO ???

miércoles, 17 de noviembre de 2010

COME, REZA, AMA

Hola a todos!

Hoy estuve charlando con mi amigo Rik, el psicólogo, acerca de un tema que surgió desde su blog.

La conversación comenzó con una pregunta que él me hizo acerca de un tema que ve frecuentemente entre sus pacientes o amigas y que él sabe que me compete porque se trata de todas las cosas relacionadas con la espiritualidad, la energía, el reiKi y demás. Su inquietud me pareció muy buena y les diría, que hasta me asustó un poco.

Él me dijo que veía que las filosofías que se empezaron a practicar a partir de los 70 con la New Age son las que se usaban como "tablas" o "salvavidas" para intentar equilibrarse emocionalmente por fracasos amorosos, entre otras cosas. O sea, similares a lo que se hacía con las religiones, el hare krishna, pentecostales, evangelistas, etc. Nada más que estas nuevas filosofías son para gente de un nivel intelectual más elevado u otra clase social. Estas nuevas filosofías a las que él se refiere son las prácticas de reiKi, yoga, tai-chi y todo lo relacionado con la energía y la filosofía oriental y también al aferrarse a lo místico. Me preguntaba si con esa búsqueda de equilibrio se intentaba reemplazar el desequilibrio que implica el desamor o el estar enamorado de alguien y no ser correspondido.

Yo le respondí con mi propio ejemplo. A mí me hizo muy bien el haber encontrado esas "tablas de salvataje" pero no para reemplazar al amor sino, más bien, para ayudarme a crecer desde mi interior y a aprender a amarme a mí misma. Yo pasé por varias de estas etapas. Comencé con la parte mística religiosa (católica); seguí con un grupo de reflexión; luego me dediqué a la práctica de yoga y de tai-chi hasta que llegué al tema de la energía y el reiKi. A partir del yoga empecé a interiorizarme en la filosofía oriental e hinduísta porque me di cuenta de que el sistema de vida que yo estaba eligiendo tenía más bien que ver con todo esto sin haberlo yo sabido con anterioridad. Cuando leí que la palabra YOGA significaba el equilibrio entre la mente, el cuerpo y el espíritu, me dije: pero si esto es lo que estoy tratando de lograr!

A mí me llevó 4 años lograr sentir que podía ser feliz conmigo misma y a partir de mí y no de otro. Pero, de ninguna manera he tomado esto como un reemplazo del amor! Al amor lo sigo esperando y sé que va a llegar. Sólo que el Universo está buscando el mejor para mí. Sé que me voy a volver a enamorar porque tengo esa capacidad. Creo que es un error negarse el intentar volver a ser feliz y limitarse a refugiarse/encerrarse en lo que hemos encontrado que nos proporciono esa estabilidad emocional. Sería algo así como el método del avestruz. Tal vez el problema sea que no está del todo sanado su dolor por el fracaso entonces aparece el miedo a volver a sufrir, que paraliza. Algo que modifiqué al respecto es el porcentaje de entrega. Antes yo amaba al 100%. Ahora me guardo un 20% para mí. El problema de amar al 100% es olvidarse de uno mismo y eso no funciona. Es maravilloso el estar enamorado! Sólo hay que cuidar el respeto y la individualidad.

Rik subió a su blog un video maravilloso y me permitió traerlo aquí para compartirlo con ustedes. Es una parte de la película con Julia Roberts y Javier Bardem: Come, reza, ama. En la respuesta que le da su Maestro se encuentra lo que yo pienso.

Sinopsis:
Liz Gilbert (Julia Roberts) tenía todo lo que una mujer actual puede soñar, un marido, una casa, una exitosa carrera y como muchas otras personas, se encontraba perdida, confusa y buscando lo que realmente deseaba en su vida. Recién divorciada y ante la disyuntiva de qué camino escoger, Gilbert sale de su acomodada vida y lo arriesga todo, embarcándose en un viaje alrededor del mundo que se convierte en una búsqueda para encontrarse a ella misma. Durante sus viajes, descubre el verdadero placer de la comida en Italia, el poder de la oración en la India y final e inesperadamente, la paz interior y el equilibrio del verdadero amor en Bali. Basada en las memorias del best seller de Elizabeth Gilbert, Eat, Pray, Love demuestra que hay más de un camino para dejarte llevar y ver el mundo.

Espero les guste.




domingo, 14 de noviembre de 2010

CARPE DIEM!


Aprovecha el día!
No dejes que termine el día sin haber crecido un poco,
sin haber sido feliz, sin haber aumentado tus sueños.
No te dejes vencer por el desaliento.
No permitas que nadie te quite el derecho a expresarte,
que es casi un deber.
No abandones las ansias de hacer de tu vida algo extraordinario.
No dejes de creer que las palabras y las poesías
sí pueden cambiar el mundo.
Pase lo que pase nuestra esencia está intacta.
Somos seres llenos de pasión.
La vida es desierto y oasis.
Nos derriba, nos lastima,
nos enseña,
nos convierte en protagonistas
de nuestra propia historia.
Aunque el viento sople en contra,
la poderosa obra continúa:
Tú puedes aportar una estrofa.
No dejes nunca de soñar,
porque en sueños es libre el hombre.
No caigas en el peor de los errores:
el silencio.
La mayoría vive en un silencio espantoso.
No te resignes.
Huye.
"Emito mis alaridos por los techos de este mundo",
dice el poeta.
Valora la belleza de las cosas simples.
Se puede hacer bella poesía sobre pequeñas cosas,
pero no podemos remar en contra de nosotros mismos.
Eso transforma la vida en un infierno.
Disfruta del pánico que te provoca
tener la vida por delante.
Vívela intensamente,
sin mediocridad.
Piensa que en ti está el futuro
y encara la tarea con orgullo y sin miedo.
Aprende de quienes puedan enseñarte.
Las experiencias de quienes nos precedieron
de nuestros "poetas muertos",
te ayudan a caminar por la vida
La sociedad de hoy somos nosotros:
Los "poetas vivos".
No permitas que la vida te pase a ti sin que la vivas...

Éste es un poema en verdad hermoso, pero es necesario que se sepa que no fue escrito por el poeta Walt Whitman. Aunque esa creencia está ampliamente difundida por la red y muchas personas y portales la toman por cierta.

Debo admitir que por años yo también lo creí así, de hecho este poema me hizo interesar por la obra del estadounidense y leyendo por encima su libro "Las Hojas de Hierba" que contiene todos sus poemas publicados, no pude encontrar dicho poema, así que investigando en internet encontré comentarios de varias personas que refutaban la autoría de Whitman sobre éste.

En uno de los comentarios se explica que la mayoría de los versos del poema provienen de frases dichas en la película "La Sociedad de los Poetas Muertos", en su mayoría expuestos por el señor Keating, interpretado por Robin Williams. O sea, que el poema es un compendio de frases de esa película (muy buena por cierto), aunque es verdad que algunas son de poemas de Whitman y de otros poetas.


¿Por qué se le atribuye a Walt Whitman?

Pienso que como en varias escenas de la película se cita a Walt Whitman se generó la confusión del poema, o tal vez alguien creó el poema basándose en la frases de la cinta y alguien se lo atribuyó, por asociación, a Walt Whitman. Sería muy interesante conocer quién en verdad redactó ese poema, aunque eso sería muy complicado de establecer.

(Fuente: Taringa)




Letra traducida:

Él: En esta tierra orgullosa crecimos fuertes
Desde el principio nos falta de todo
Me enseñaron a luchar, me enseñaron a ganar
Nunca pensé que pudiera fallar

No abandoné la lucha o eso me parece
Soy un hombre que ha abandonado todos sus sueños
He cambiado mi rostro, he cambiado mi nombre
Pero nadie te quiere cuando pierdes

Ella: No te rindas,
porque tienes amigos
No te rindas,
todavía no estás derrotado
No te rindas,
yo sé que puedes hacerlo bien

Él: Pensé que lo había visto todo
Nunca creí que me podría afectar
Pensé que seríamos los últimos en marchar
Es tan extraño la manera en que las cosas cambian.

Conduje la noche hacia mi hogar
Al lugar donde nací, a la orilla del lago
Mientras amanecía, miré a la tierra
Los árboles habían ardido caídos en el suelo.

Ella: No te rindas,
todavía nos tienes
No te rindas,
nosotros no necesitamos mucho
No te rindas,
porque en algún sitio hay un lugar
al que pertenecemos

Descansa tu cabeza,
te preocupas demasiado
Todo irá bien
Cuando los tiempos se pongan difíciles
podrás apoyarte en nosotros
No te rindas
Por favor, no te rindas

Él: Tengo que irme de aquí
No aguanto más
Me voy a quedar sobre ese puente
Manteniendo mi mirada baja
Lo que pueda venir
y lo que pueda marcharse
ese río se lo llevará
ese río se lo llevará

Me marché a otra ciudad
Intenté establecerme con dificultades
Para cada trabajo tantos hombres…
tantos hombres a los que nadie necesita

Ella: No te rindas,
porque tienes amigos
No te rindas,
tú no eres el único
No te rindas,
no hay ninguna razón para estar avergonzado
No te rindas,
aún nos tienes
No te rindas,
estamos orgullosos de quién eres
No te rindas,
sabes que nunca es fácil
No te rindas,
porque creo que existe un lugar…
…existe un lugar al que nosotros pertenecemos

miércoles, 10 de noviembre de 2010

QUATTRO

Hola a todos!!!

Por el contrario de mi post anterior, en este post las palabras sobran.

Les cuento que en el encuentro familiar que tuve el mes pasado en Buenos Aires, conocí a muchos parientes nuevos. Entre ellos, a una delicia de niña con una voz prodigiosa, Sol Quesada.

Lo que no sabíamos en ese momento era que tenía un grupo, también prodigioso. Todos ellos son de la bella provincia de Tucumán.

El sábado pasado se presentaron en el concurso Talento Argentino y, realmente, fue muy emocionante. Les pido que escuchen absolutamente todo porque ellos mismos cuentan su historia y, al final, hay una verdadera “perlita”, un bonus track.

Espero que lo disfruten tanto como yo!



Felicitaciones, chicos!
Sin dudas que llegarán a la final y allí estaremos todos!

domingo, 7 de noviembre de 2010

PALABRAS

Hola a todos!!!
Días pasados venía caminando y no sé por qué me puse a pensar en ese tan controvertido asunto de las palabras que se dicen y las que se dejan de decir. Ya he subido otro post anteriormente con respecto a las fallas en lo que uno quiere comunicar y que el otro entiende otra cosa.

Pero lo que quiero decir hoy es distinto. A ver si me puedo explicar. Les pongo un ejemplo de mis padres: ellos se amaban tremendamente. Mi madre me contaba que mi padre no era muy expresivo entonces ella le preguntaba:

- Juan, me querés?
- Claro que te quiero!
- Entonces... por qué no me lo decís?
- Porque no necesito decírtelo. Es obvio que te quiero!

Mi pregunta es: ¿cuándo las palabras son obvias y cuándo necesarias? Yo también pienso que muchas veces las palabras sobran y los gestos las reemplazan: un abrazo, un apretón de mano, una mirada intensa. Pero, muchas otras veces necesitamos escuchar esas palabras y no remitirnos solamente a suposiciones porque eso tampoco es bueno. Yo soy de decir mucho "te quiero". Si bien en este momento no tengo pareja, se lo digo a mis hijos, a mis seres queridos, a alguna amiga o amigo. Pero yo soy muy expresiva y no todos lo son. Entonces hay que encontrar el equilibrio.

En el caso de una pareja -en mí por lo menos- es muy necesario que se sepan expresar porque sé que, a la larga, me va a terminar molestando. Muchas veces las palabras son necesarias. Es lindo escuchar que a uno le digan cosas como: "¿te dije hoy cuánto te quiero?, ¡no sabés cómo me gusta estar con vos!, ¡me siento tan feliz de tenerte!" etc. Son quizás, palabras obvias pero muchas veces, necesarias de escuchar. Hay "tequieros" que son necesarios.

En esta vida virtual existen muchas personas que lo que no saben expresar de forma personal lo hacen por escrito. Se liberan y pueden decir por escrito lo que no les sale en el 'cara a cara'. Pero, cuando uno deja la virtualidad y se hace real pretende que las palabras escritas salgan de una boca y no se queden en un papel o en una pantalla. Entonces es cuando se va conociendo la realidad de cada uno. No quiero decir que esté mal o bien ser de tal o cual manera sino que yo busco lo que me hace bien a mí y lo que yo pueda darle de mí al otro. Y si no, sigo mi camino. Ya he atravesado por esa situación en la que no concuerda lo que se dice por escrito con la realidad.

En esta vida de intentos de volver a amar y de volver a sentirme amada, uno ya sabe lo que no quiere. Por eso, yo sí sé que necesito escuchar esas palabras que -a veces- se dan por supuestas. Como ya estoy un poco descreída del "amor para toda la vida" más bien apunto al "amor mientras dure" y vivirlo con total intensidad, sacando el "freno de mano" que siempre llevo puesto como mecanismo de autdefensa. Si dura toda la vida tanto mejor. Y si no, es mejor retirarse a tiempo antes de que una relación se desgaste y lastime.

Es por eso que yo apuesto a decir lo que uno siente. No con promesas vanas pero sí sacar los sentimientos para afuera porque... de qué sirve guardarlos? Hay que atreverse. Todos los que hemos tenido malas experiencias de amor andamos temerosos de volver a equivocarnos. Pero ese temor también puede llevarnos a la frustración y después lamentarnos de no haber hecho/dicho lo que sentimos. Yo puedo expresarle de mil maneras a alguien mis sentimientos pero si además se lo digo en palabras, tanto mejor.


Espero me hayan entendido!
A ustedes les pasa?






martes, 2 de noviembre de 2010

BAILAS!

BAILAS!‏

Mi mirada clavada en la tuya...
el pañuelo blanco en tu cuello...
atrapo tu cintura y tus sueños
arrabalera!!! Te diré al oído...
y tu cuerpo se quiebra...
pecho a pecho... bailamos...
tus manos en mi cuello...
suaves olas de los cuerpos
cerremos los ojos...
y entremos en el mundo de los sueños !!!

Con mucho cariño..
un abrazo.
Prudencio Hernández Jr

Gracias por el regalo, amigo uruguayo!
En mi próximo viaje te aviso y milongueamos juntos.
En la foto, estoy bailando en una milonga de Montevideo.



domingo, 31 de octubre de 2010

PhD - CUM LAUDE


RAE: doctor, ra.
(Del lat. doctor, -ōris).
m. y f. Persona que ha recibido el último y preeminente grado académico que confiere una universidad u otro establecimiento autorizado para ello.

Doctor Philosophiae
El Doctor Philosophiae (abreviado en inglés como PhD o Ph.D.) es una denominación genérica del grado de doctor, máximo nivel de grado universitario. También se denomina doctorado de investigación (en Italia, dottorato di ricerca), común en los países anglosajones y en muchos países europeos. El término viene del latín, y se puede traducir como "maestro de filosofía".
Aunque la denominación PhD se utiliza para todo tipo de orientación, existen algunos doctorados que han difundido sus propios acrónimos: Ed. D (Doctor of Education), DA (Doctor of Arts), DBA (Doctor of Business Administration), DMA (Doctor of Musical Arts), Th. D (Doctor of Theology), etc.

El doctorado es el grado académico universitario del nivel más alto. Tradicionalmente, la concesión de un doctorado implica el reconocimiento de un candidato como igual por parte de la facultad de la universidad en la cual ha estudiado. Quien ejerce este grado es llamado doctor.

Hay tres tipos de doctorado:
1. Doctorado en investigación (Ph. D siglas en inglés de Philosophy Doctor -también hay títulos con D. Phil del latín Doctor Philosophiae)
2. Doctorado profesional.
3. Doctorado honoris causa.

Doctorado en investigación: se otorga como reconocimiento a que el doctorando es capaz de hacer investigación científica, lo que tiene que demostrar haciendo un trabajo de investigación sobre un tema publicable (aún si no se publica), la tesis doctoral, que represente una contribución por lo menos modesta al conocimiento humano. Se evalúa con la defensa de la tesis ante un tribunal, que oye una exposición del trabajo y después discute con el doctorando sobre el método empleado para la investigación, las fuentes o los resultados obtenidos.
Doctorado profesional: impartido en diversas universidades anglosajonas, y cada vez más común en Europa, tiene como objeto generar una contribución, tanto teórica como practica, en algún campo profesional. Así, con la tesis doctoral el doctorando debe desarrollar la práctica profesional haciendo una contribución original al conocimiento. No siendo el doctorado profesional sinónimo al de investigación, ambos conceden el titulo de "Doctor" y poseen el mismo nivel y rigor académico. (Ejemplos (en inglés): Doctor of Business Administration (DBA), Doctor of Education (EdD), Doctor of International Relations (DIR), Engineering Doctorate (EngD), entre muchos otros).
Doctorado honoris causa: se otorga como reconocimiento a una contribución sustancial a un campo, concreta o amplia, aunque no hay requisitos de naturaleza académica o profesional.

CUM LAUDE
Cum laude (con alabanzas, laureado) es una frase latina usada para indicar el nivel de desempeño con el que se ha obtenido un grado académico universitario máximo, usualmente el doctorado.
En algunos países, como Estados Unidos, se establecen tres grados de desempeño:
Cum laude: 'con alabanzas' (destacado), es la menor de las distinciones y representa el reconocimiento a un desempeño destacado en los estudios realizados;
Magna cum laude: 'con grandes alabanzas' (muy destacado), corresponde al rango medio de los desempeños destacados;
Summa cum laude: 'con máximas alabanzas' (excepcional), es el reconocimiento por un desempeño poco común, sólo esperado de estudiantes brillantes.
En otros países, como España, la mención 'cum laude' es la máxima puntuación, aplicable sólo a los doctorandos que alcanzan la puntuación sobresaliente y la unanimidad del tribunal evaluador por el que se establece la ordenación de las enseñanzas universitarias oficiales de España).

Felicidades, hija mía, PhD cum laude!
Estoy orgullosa de vos que con tanto esfuerzo has dedicado -lo que llevas de vida- a estudiar e investigar.
Has tenido un hijo,

has escrito un libro.

Pues ahora... a plantar el árbol!

Gracias por ese hijo bendito, mi principito de luz, mi Tomatito de mi corazón.

Gracias a Mario (Fisu para mí) por acompañarte en esta maravillosa y difícil tarea de vivir de a dos. Y, en este caso, de a tres!

Te ama,
tu Ma.



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...