Me siguen...

martes, 13 de julio de 2010

Dr. RENÉ FAVALORO

Destacado médico argentino, revolucionó el campo de la cirugía cardiovascular con sus descubrimientos que alcanzaron prestigio internacional. En el país pudo concretar el inicio de la fundación que lleva su nombre para fomentar la investigación y la docencia.
Favaloro nació en 1923, se graduó en 1949 y ejerció 12 años como médico rural en la localidad de Jacinto Aráuz. En 1962 se fue a la Cleveland Clinic, donde ganó fama y prestigio mundiales. Entonces decidió regresar al país, en 1971, para crear, cuatro años más tarde, la Fundación Favaloro, a la que imaginaba idéntica a la Cleveland estadounidense.
La Fundación le permitió formar más de 400 médicos residentes bajo su supervisión, atender más de 347.725 consultas, 273.276 estudios no invasivos, 19.262 cateterismos, 5.894 cateterisrnos terapéuticos, 470 trasplantes y 20.174 cirugías.
Su trato con la Muerte: "Todos nos vamos a morir. No tengo miedo: me codeo con la muerte todos los días. Mi madre murió a los 91 años, mi padre a los 86; pero eso no quiere decir nada. A pesar de venir de una familia profundamente católica, creo que ''Chau, bueno, se terminó para siempre''. Por eso cada día hay que tratar de hacer lo mejor para uno, la familia y la sociedad. Lo que va a quedar es el recuerdo".
Nacido en La Plata, el 12 de julio de 1923, hijo de un carpintero y de una modista, René Favaloro vivió una infancia pobre en el barrio El Mondongo, un barrio de inmigrantes. De su padre a través de la carpintería logró una sorprendente habilidad manual.
En los potreros aprendió a amar el fútbol, y se hizo un hincha fanático de Gimnasia y Esgrima. Estudioso, fue un alumno aplicado, que hizo de la autodisciplina una filosofía de vida. Finalmente decidió inclinarse por la medicina.
En 1949 se graduó como médico en la Universidad Nacional de La Plata. Para él, la medicina era un apostolado, tal como la consideraban los maestros griegos. Desde que era estudiante había pensado en ejercer su profesión en algún pueblo del interior.
En 1950 se radicó en Jacinto Aráuz, un perdido pueblito de La Pampa. Se integró con los lugareños, lo que le permitió ir descubriendo las profundas necesidades sanitarias de su pueblo. Casado con María Antonia, su novia de la escuela secundaria, Favaloro pasó a ser en ese rincón pampeano el médico de todos.
Austero, vivió con su mujer en una vieja casa. En su libro Recuerdos de un médico rural, cuenta: "En ella empezamos a organizar eso que llamamos clínica y que, en verdad, era sólo un centro asistencial adecuado a las necesidades de la zona".
Dos años después de la radicación de Favaloro en La Pampa, llegó su hermano, también médico, y con grandes sacrificios armaron una sala de cirugía. Empecinados, trabajando más de 12 horas por día, los dos hermanos pudieron por fin comprar un equipo de rayos X. Escribía, "Todo lo que ganábamos lo invertíamos para agrandar y mejorar la clínica. Jamás compramos una sola hectárea de campo en Jacinto Aráuz."
Pero su destino no era el de ser un buen médico rural, y decidió buscar otros horizontes y profundizar su especialización en la medicina. Así, viajó a los Estados Unidos, a la Cleveland Clinic, para acrecentar sus conocimientos en cardiología. Allí permaneció durante diez años, dedicándose a la investigación y a la práctica de modernas técnicas quirúrgicas.
Llegaría así su gran y trascendental aporte a la cirugía cardiovascular: la técnica del bypass, es decir, la cirugía directa de revascularización miocárdica, una técnica que desarrolló él personalmente y que consis­tía en salvar las obstrucciones en los vasos sanguíneos al construir un puente entre dos venas o arterias.
La primera operación la hizo con una técnica personal y distinta a las que se utilizaban en ese momento: reemplazó el trozo de arteria coronaria dañado por una porción de vena safena.
En 1992, The New York Times lo consideró un "héroe mundial que cambió parte de la medicina moderna y revolucionó la medicina cardíaca". El diario estadounidense no exageraba: Favaloro realizó 13.000 by-pass hasta sus 69 años, cuando decidió dedicarse íntegramente a la enseñanza.
Su paso por la célebre Cleveland Clinic, sus hallazgos científicos, le dieron un prestigio internacional que su modestia trataba de atenuar. Es larga la lista de distinciones internacionales que recibió. Pero la que mas lo emociono fue cuando en 1980 la Universidad de Tel Aviv lo designó Doctor Honoris Causa.
Las ofertas de clínicas de prestigio internacional, que Favaloro recibía en forma permanente, no pudieron disuadirlo de su regresó a la Argentina en julio de 1971. Regresó a la Argentina en 1971, con la determinación de poner a nuestro servicio su prestigio y meritos en aras de lograr que la medicina estuviera al servicio de la gente. Una vez en el país, su centro de operaciones fue el Sanatorio Güemes; posteriormente crearía la Fundación Favaloro. En el Sanatorio Güemes se hizo cargo del Departamento de Diagnóstico y Tratamiento de Enfermedades Torácicas y Cardiovasculares.
Tenía por objetivo, además, fundar una escuela en esa especialidad, convocando a una pléyade de médicos que estuvieran en la cima de la técnica profesional en su tiempo. Favaloro era una figura querida y respetada por toda la sociedad, que lo veía en televisión en programas periodísticos y de interés general difundiendo conocimientos básicos para la prevención y el tratamiento de enfermedades y demostrando una preocupación sincera y profunda por los problemas sanitarios. Su nombre también aparecía ligado a gestos caritativos en favor de sectores muy humildes de la población, actos que ocultaba con un pudor que no podía disfrazar su esencial nobleza.
Desde entonces su prestigio fue en aumento. Organizó la Fundación Favaloro, que ha realizado decenas de trasplantes de corazón en el país. Nunca tuvo pelos en la lengua, denunció la corrupción de la dirigencia política y propugnó una medicina social al servicio del hombre. Le gustaba hablar sobre casi todos los temas, con palabras sencillas pero cargadas de crudeza lógica, que normalmente provocaban rechazo en los sectores de poder.
Como Médico lógico y cabal, no dudó en dar a conocer nuevos conceptos, que no siempre caían bien en sus colegas, como el que tomar con moderación un poco de vino y unos tragos de whisky podrían prevenir la ateroesclerosis.
La recurrente crisis económica argentina, las fatigosas y al parecer imbatibles trabas de la burocracia y la desidia estatal, angustiaron a Favaloro y le hicieron temer por el futuro de su Fundación. Ante tanto abatimiento decidió quitarse la vida. El hecho trágico e inesperado produjo una gran consternación popular. A Favaloro se lo admiraba por su pericia como uno de los mejores cardiocirujanos del mundo, pero más aún, se lo quería por su humanidad que desbordaba más allá de la compleja y sofisticada profesión.


CARTA DE RENE FAVALORO AL (EX) PRESIDENTE DE LA RÚA
Al presidente, Fernando de la Rúa

Estimado Fernando:
Te escribo estas líneas porque nuestra Fundación está al borde de la quiebra. Tenemos emergencias ineludibles que deben solucionarse en los próximos días. Necesitamos alrededor de 6 millones de pesos.
No tengo conexiones con el empresariado argentino. A veces choco con algunos 'peces gordos' como Amalita o Goyo Perez Companc. Por eso, uno de los pedidos que te hice en nuestra última charla era que utilizaras tu influencia para conseguir la ayuda que tanto necesitamos. En fin, te ruego que influyas para conseguir una donación urgente, creo que es el camino más corto. Perdonáme por el pedido. Te escribo desde la desesperación. Nunca en mi vida estuve tan deprimido.
Con el afecto de siempre...


CARTA DE RENE FAVALORO AL DIARIO "LA NACIÓN"
Al Director del Diario La Nación
Estoy pasando uno de los momentos más difíciles de mi vida. La Fundación tiene graves problemas económico-financieros. Se nos adeuda 18 millones de dólares y se hace cada vez más difícil sostener nuestro trabajo diario, que como siempre se brinda a toda la comunidad sin distinción de ninguna naturaleza, con tecnología de avanzada y personal altamente calificado.
Le envío una nota que destaca algunos hechos recientes; vea cómo se me trata en el mundo, en contraste con lo que sucede en mi país. Me refiero a aquellos vinculados al quehacer médico. La mayoría de las veces un empleado de muy baja categoría de una obra social -gubernamental o no- o de PAMI ni contesta mis llamados.
En este último tiempo me he transformado en un mendigo. Mi tarea es llamar, llamar y golpear puertas para recaudar algún dinero que nos permita seguir con nuestra tarea.
Sólo quiero decir que el final se acerca de a poco. No es para que te asustes, pero todo está consumado, y siento que estoy solo en esta sociedad, realmente, de mierda.
René Gerónimo Favaloro - 29 de Julio de 2000

DIEZ ENSEÑANZAS DE FAVALORO:
En una de las últimas conferencias importantes que dio en el exterior, René Favaloro resumió el decálogo del buen médico. Fue en Dallas, durante un homenaje al fundador de la Sociedad Internacional de Cardiología, Paul Dudley White.
De él, Favaloro dijo extraer estos diez legados:

1. La historia clínica está por encima de cualquier avance tecnológico. 2. Todos los pacientes son iguales.
3. El trabajo es en equipo.
4. Máximo respeto al médico de cabecera.
5. Cobrar honorarios modestos.
6. Hacer docencia e investigación.
7. Prevenir, estimular la vida sana.
8. No perder el humanismo.
9. Abogar por la paz.
10. El optimismo tiene efectos biológicos.


Mi más sincero homenaje a tan ilustre médico
y excelente persona.
Les comparto esta maravillosa canción
interpretada por Mercedes Sosa.







53 comentarios:

Steki dijo...

Merecía haber sido reconocido en vida, no es cierto? Pasa como todos los genios. Qué penita.
STEKI.

MAR dijo...

Sí, acá el dicho perder para valorar cobra una triste realidad.
Muy bello e interesante post linda Steki.
pd
Porfis vuelve a poner tu comentario en mi blog tan lindo, abajo del post, para que lo lean, me encanto.
Besitos abrigaditos por el frío.
mar

Unmasked (sin caretas) dijo...

Hola Steki,

Era amigo de mi viejo y mi abuelo. Un super cirujano de la misma especialidad que mi abuelo y mi viejo, y la verdad, no se si sirvio mucho su muerte.

A nuestro pais no le entran balas. :)

Te mando un abrazo

Anónimo dijo...

La verdad Steki viendo esas y tantas otras cosas...como el Dr. Mario Socolinski,un verdadero apostol de la prevencion en salud...le "hicieron la cama" miserablemente...Quienes? "Por su fruto conocereis al arbol" dice la Biblia...Cuanto mas bien pudieron haber hecho si el Estado hubiese patrocinado sus obras...no sigo porque me revuelve las entranias.No se si sera "Linda" la entrada , pero espero que al menos sea util,(la gente tiene poca memoria,para lo que no sea de su interes)para sacudir conciencias.Te mando un Abrazo!!! Gengi P/d : Lo mio no era joda,me diagnosticaron neumonia,pero estoy en tratamiento ambulatorio.

TORO SALVAJE dijo...

No sabía quien era.
Extraordinaria persona.

Bonito homenaje Steki.

Besos.

Amig@mi@ dijo...

La verdad es que tienes razón.
Eso pasa con muchas grandes personas.Solo se les da el mérito que merecen cuando mueren y es una pena...
¿LLegó alguna vez la ayuda?
Besos

El Gaucho Santillán dijo...

Que gran hombre. Y que mal le pagaron.

Historia repetida.

Un abrazo.

elisa...lichazul dijo...

no tenías idea de él
merecido homenaje y recordatorio le has otorgado
Felicitaciones


besitos de luz

★Carlos Becerra★ dijo...

Steki...
Cuando dicen aquella frase del refranero popular NADIE ES PROFETA EN SU TIERRA hay que tener en cuenta que no hay NINGÚN ARGENTINO AL QUE LE QUEDA MEJOR QUE AL GRAN Dr. RENÉ FAVALORO.

En los foros internacionales se lo considera una eminencia, un maestro de maestros, alguien que dejo una firma inconfundible en la cirugía coronaria.

Como te imaginaras, yo que estoy en lista de espera de un corazón donado he hablado en tantas y muchas ocasiones con cientos de cardiólogos en el mundo, cuando hago referencia a mi nacionalidad natal siempre sale a luz el nombre de RENÉ FAVALORO, pues su técnica marco caminos que otros médicos siguieron fielmente.

Es una pena desgraciada, y un muy mal ejemplo para las generaciones venideras que un ser humano con los valores magníficos de este hombre se suicidara ante la desesperación de ver bloqueados todos los caminos para continuar su altruista y humanitaria obra.

Mi amiga...
Te dejo un cariño gigante que cruza el océano desde África hasta Mendoza.

CHB.-

Jabo dijo...

Gracias por enseñarme quien era y que hizo este tan famoso a nivel mundial cirujano.
Quizá su ejemplo sirva para que sepamos todos valorar lo bueno que tenemos entre nosotros y no esperar a que desaparezcan...
copiaré de el una farse: El optimismo tiene efectos biológicos.
Abrazo. Jabo

Steki dijo...

Mar:
"Perder para valorar"... no conocìa el dicho, pero muy cierto.
Ahh, qué pasó con mi comentario en tu blog? Se borró? Ahora voy para allá. Besitos.

Unmasked:
Viste Petruska los valores que se nos van por no darles la atención que se merecen? Porque, en definitiva, los que pierden son los enfermos del corazón. Besote.

Steki dijo...

Gengi:
Gracias por tu comentario, amigo.
Uhhh, neumonía? Ufffff, che, cuidate mucho. Tenés que hacer mucho reposo. Si estuvieras acá ni te cuento. Ayer tuvimos -5ºC! Hoy un poco mejor, llegamos a 0º de mínima, jaja. Pero hay sol. Bendito sol que me llena de energía. Cuidateeeeeeeeeeee!!!

Torosalvaje:
Un hombre muy querido y poco valorado, sobre todo por las autoridades. Y ya ves... decidió partir por eso. Una pena. Molts petons, Torito.

Steki dijo...

Ufa con blogger, me salió error cuando subía mis respuestas. Va again.

Amig@mí@:
Pienso que llegó pero... hacía falta que él se pegara un tiro para que eso suceda? En fin... Gracias por pasar.

Gaucho:
Otra de tantas historias repetidas, sin duda. Besote.

Steki dijo...

Elisa:
Por eso me gusta contar de estas personas tan valiosas para que sepan ustedes, los extranjeros, quiénes fueron y qué hicieron. Besito de luz para ti.

Carlos Becerra:
Y sí, este post te pega de lleno a vos, amigo. Pobre hombre, qué presión que debe de haber tenido para haber tomado esa decisión. Su aporte a la ciencia y al ser humano fue grande, muy grande. Beso para vos desde este lado del charco.

Steki dijo...

Jabo:
Linda la frase que elegiste. Una maravilla de hombre. Lástima que tomara tan tremenda decisión. Beso para ti y gracias por pasar.

Mónica dijo...

Ya está, lo correcto era su negativa para aceptar Acción Social, que Carlos Menem le propuso en 1991.Es que lo había escuchado al DR.FAVALORO y quedé pegada a la humildad con la que contaba su decisión de seguir con lo suyo "docencia y cirugías" full time.
Otro beso

Cris dijo...

Muy buen informe. A una escuela de Gonzalez Catán (Gran Buenos Aires), donde ejercí la docencia hace unos años, tuvimos que elegirle un nombre, ya que carecía de él. En la elección participó toda la comunidad, alumnos, docentes, auxiliares, padres, vecinos. Se llevó a cabo una investigación conciente sobre la vida y obra de las 10 figuras postuladas. Por un altísimo margen, la votación confirmó el reconocimiento del pueblo hacia el Doctor René Favaloro.
Me gustó mucho tu blog, saludos desde Buenos Aires

Steki dijo...

Mónica:
Hola, Mónica. Sos Mónica mi amiga la que estuvo hace poco en Mendoza o no te conozco? Bueno, de todas maneras, muy lindo tu comentario. Te agradezco hayas pasado y me alegra que también aprecies a tan digna persona. Besitos.

Cris:
Hola y bienvenida! Me hiciste poner los pelitos de la nuca de punta. Qué lindo, por Dios! Una maravilla que hayan elegido el nombre del Dr. Favaloro. Todo un orgullo para la escuela. Mil gracias por pasar y dejar tu comentario, Cris. Volvé cuando quieras. Un beso para vos.

Fernando Valls dijo...

Lo conocí personalmente.Un gran tipo

Como casi todos los argentinos' Te confieso tengo debilidad por las mujers argentinas son las mejores del mundo en la cama.¿que piensas de esto? Beso desde Miami con sabor a mar de Miami beach

:(

Fernando Valls dijo...

Ya que estoy aquí mientras me tomo una copa de vino seco tinto leo tu texto ¿Por qué no pomes una foto de cuerpo entero en tu blog? Solo los ojos no vale....

Mónica dijo...

Gracias a vos Steki, nuevamente.Soy la de algunos mails(tango en caño, te acordás?)
Hermoso y justo recordatorio a un GRANDE.
Un abrazo

Juan de la Cruz Olariaga dijo...

Ay negra querida, ya te lo he dicho alguna vez, no creas todo lo que ves en televisión ni todo lo que lees en Internet. Si yo hablase de este señor (y estoy siendo generoso llamandolo señor), si yo pudiese contarte de este tipo, que me ha dejado de por vida con una de las peores dudas en el corazón, por no tener el dinero que este "filantropo" pedía...No me dés mucha pelota, es solo una experienca de vida, es tan solo un dolor que del año 72 vive en mi, y me acompañará hasta la muerte por este benemérito señor. En realidad, te pido disculpas, y no me des bola, pero me prometí gritarlo mientras pueda, que no es lo que parecía, y mucho menos generoso. Un beso amor y disculpame pero verlo me provoca entre otras cosas un gran dolor. Un beso a vos y Tomatito ?

Juan de la Cruz Olariaga dijo...

Sabés ... no me gustan las cosas a medias.

Mi padre era un humilde obrera con una afección cardiovascular grave, la unica solución era operarlo, este "señor" se lo dijo...la única posibilidad es la cirugía, mi padre tenía una Obra Social de obrero que no andaba bien en los pagos, y le negó la operación, diciendole en forma directa y sin vueltas que sus honorarios eran u$s 18.000.- de donde sacaríamos esa suma ... entonces no lo operó, concluyamos, fue operado en un triste hospital sin mas recursos y lógicamente ...murió. Gracias Dr. Favaloro. Un beso negra y perdoname, sabés que no soy de polémicas al menos en este medio. Pero este señor es y fue un Farsante y terminó pegandose un tiro. Beso.

Steki dijo...

Fernando Valls:
Ahhh, mirá vos! Lo conociste allá o acá?
Bueno, con respecto a las mujeres argentinas en la cama no te lo puedo decir, justamente, porque soy mujer y he ido a la cama sólo con hombres, jaja. No tengo un parámetro para comparar. Eso lo podés decir vos. ;-)

Steki dijo...

Fernando Valls:
Bueno, la que está con el tinto ahora soy yo, un syrah, te gusta?
No viste bien en mi blog porque en la barra lateral, en mi perfil, hay una foto en la que estoy haciendo yoga y si te vas a un post mío que se llama Mens sana in corpore sano verás muchas fotos mías y si vez el slide me verás bailando tango. Hiciste mal los deberes, Fer, no miraste bien. ;-)
Gracias por visitarme, me gusta que lo hagas. Besitos.

Steki dijo...

Mónica:
Tango en caño? Jaja, no me acuerdo! Habré estado borracha? Jaja. Gracias por volver. Besos.

Juan Olariaga:
Ayyyy, Juanito querido! Me dejás helada. Lamento infinitamente lo sucedido con tu padre. Qué cosa, por Dios. No tenés que disculparte conmigo. Siempre es bueno conocer las dos caras de la moneda. Me imagino que se te retorcieron las tripas al ver mi post. te pido perdón yo a vos, mi Negro querido. Pero bueno, hecho está y habrá otras personas agradecidas por sus casos. Conozco varios casos con distintos profesionales que son amados y odiados por distintas personas. Todo depende de lo que le toque a cada uno. Una pena, realmente.
Beso gigante para vos, mi negro. Gracias por el tuyo para mí y para mi Tomatito de mi corazón. Te quiero, Negro.

Ricardo Musso dijo...

Querida Stekita.

Muy interesante e instructiva tu biografía sobre Favaloro.
Yo conocía alguna de las cosas que relataste, pero nunca esta de más repasarlas..

Te faltaron las estadísticas de las ANGIOPLASTIAS que se practicaron en es fundación, ya que me hubiese sentido más identificado; por lo menos por formar parte de una cifra…jajaja!.

Entiendo el enojo de Juan de la Cruz Olariaga.
Sin embargo Juan, pienso que tú denuncia debería apuntar al régimen y no a la persona (auque también he oído algunas críticas de esa naturaleza).
En las reglas de este sistema capitalista de mierda - donde hasta un saludo tiene un precio -, la pérdida de un ser querido por cuestiones económicas, produce heridas insanables.
Seguramente en otros, como el cubano o el de la ex Unión Soviética, eso no hubiese sucedido con tu padre.
Conozco casos que se atendieron en esos gobiernos que - aún siendo extranjeros y turistas - fueron atendidos como cualquier ciudadano y no abonaron un céntimo.

Aunque - con esfuerzo - puedo entender su determinación de suicidarse, NO LO JUSTIFICO.

Besos.
Rik

Juan de la Cruz Olariaga dijo...

Perdon Steki:

RICARDO MUSSO: No es un enojo compañero, es sencillamente un gran dolor.
Quizás como vos decís en el régimen cubano o en la unión soviética, eso no hubiese sucedido, dejame agregar un par de "quizás mas".

Quizás si lo operaba este señor con todo su tecnología en ese momento única en el país, no hubiese sucedido su muerte, solo quizás...

Quizás, si hubiese tenido el dinero, tampoco hubiese sucedido su muerte, solo quizás...

Por eso, no es bronca, sino dolor por la incertidumbre que me ha creado este filántropo ante algo que no tiene retorno, y solo deja ampararme ante un "quizás".

Pobre viejo, su vida siempre fue un quizás ...

Un abrazo y gracias negra querida, doy por terminado el tema, ya dije lo que pensaba.

RECOMENZAR dijo...

Ay que interesante está tu blog hoy chica desde sexo a medicina me fascinan los debates en los blogs y la interaccion de los bloggers es increible
Te felicto por eso
No me meto ya que de sexo
no se nada
y de medicina
menos...
jajaaaaaaaaaaa!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

Steki dijo...

Rik:
Jaja, pensé que iba a ser demasiado si agegaba estadísticas!
Gracias por tu aporte en tu respuesta a Juan. Besote.

Juan Olariaga:
Mi blog se presta al diálogo siempre. A mí me encanta la interacción mientras se tome como base el respeto y aquí es así. Beso, Negro.

Steki dijo...

REcomenzar:
Sabés que a mí me gusta esto de interactuar, como lo hacemos en tu blog, cuando empezamos con un tema y terminamos con otro que nada que ver. Como acá, jaja. De medicina a sexo, jaja. Besote.

Gizela dijo...

Tu blog esta pelado conmigo Steki
No me quiere publicar jaja
Intento de nuevo..aunque la verdad es que después de leerte, tantas cosas positivas de ese doctor...ese final, me dejó muda y con un nudo en el estomago...así que nada inteligente sale de mí
Besotesss amiga

Mónica dijo...

Sí, Steki, hasta me contestaste el correo.Si lo encuentro te lo reenvío para que te deleites.
Saludos

Siberia dijo...

Gran y emotivo post el de hoy. Gracias por mostrar tan valioso testimonio.

Un abrazo

cheguevara dijo...

que ejemplo!
grazie por traerme el recuerdo de vuelta.
te traje un roncito por el bajo cero ahí arriba.
hay que amuchiarse, forte, forte!
abraccio
CHE

Steki dijo...

Che:
Es verdat. Hay que "amuchiarse". Pero... con quién? Jajaja.
Cuidate.
Abbraccio.

Catalina Zentner dijo...

Una terrible pérdida para nuestro país. Injusticia, indiferencia hacia una obra que tuvo reconocimiento en el mundo.

Abrazos,

Tomás Mielke dijo...

bueno, hay un dicho aquí en España, que supongo por ahí también se dice, NADIE ES PROFETA EN SU TIERRA, que eso ocurre een todas partes, es que somos más crueles de lo que nos imaginamos

bs

Steki dijo...

Uffffff, no se me guardó una devolución a Gizela, Mónica y Siberia, jaja. Va de nuevo.

Gizela:
A vos no te dejó comentar y a mí no me dejó devolverte, jaja. Muda vos? Naaaaaaaaaa... Cuidate la pata!

Mónica:
Síiiiiiiii, ahora recuerdo! Gracias por el mail y ya usaré tu envío, no te quepa duda. Besote.

Siberia:
Gracias a ti por pasar, amiga. Me alegra verte con un cambio de actitud en la vida. Besote.

Steki dijo...

Catalina:
Una gran obra, sin dudas. Besito para vos.

Tomás Mielke:
Pensé que el dicho era de acá, jaja. Parece que es igual en todas partes. Gracias por venir, amigo.

Anónimo dijo...

Me comi la coma de tu respuesta a J.C Olariaga y me hizo tragar saliva Jajaja!!!lei "Beso negro"Jajaja!!!Perdon,rubia!!!Gegi

Steki dijo...

Gengi:
Jajajaj, me hiciste reír y Sofi me miraba con cara de "estás loca?"
Che, es hora que en lugar de figurar como ANÓNIMO te pongas GENGI, no te parece? Besos ponjas.

Mateo dijo...

Un saludo afectuoso, Steki.
Interesante tu post. Nadie es profeta...ni perfecto. Ese sistema privado de medicina tiene inconvenientes muy graves cuando la economía va mal. Si no hay apoyo público, con qué se financiarían esas fundaciones? Sanidad pública y gratuita y el que más tenga que más pague...Así parece ser que es la sanidad española, con todo tiene mucho que mejorar.
Un abrazo

Steki dijo...

Mateo:
Hola, amigo, gracias por pasar a comentar. He observado que en España es muy buena la seguridad pública. Nada que envidiar a la privada. Besitos para ti.

Daniel Os dijo...

Siempre me quedó la sensación de que, detrás de tantos ejemplos de entereza también nos deja la desafortunada enseñanza de que es posible fracasar y que en algunos casos se puede bajar la guardia y abandonar.

Claro, no es el primer mensaje que queda de su vida, pero ese también queda.

D.

Anónimo dijo...

Quizas,Steki,pero apenas puedo como anonimo...jajaja!!! Leyendo a Daniel Os me trajo al recuerdo al malogrado Dr.Vidal(el de la crotoxina)Nunca se sabra de sus logros,pero,de hecho;Lo que a el le SABOTEARON-porque esa es la palabra-lo importaban luego de Alemania...esos son los frutos de nuestros gobiernos,de cualquier bandera ideologica.Gengi

Steki dijo...

Gengi:
Me acuerdo perfectamente del Dr. Vidal porque mi hermano tomaba, en ese entonces, la crotoxina. Todos quieren llevarse los laureles para su rancho, ése es el tema.

Cuando quieras, te ayudo con tu Perfil como Gengi y me pasás una fotito en la que estés bien lindo, jaja. Bss.

Isabel Estercita Lew dijo...

Bien Stekita, siempre es importante recordarlo y además como estás haciendo, presentarlo.
Se me oprime pecho cuando recuerdo aquel día, su muerte, aún con toda la vida nos dejó

Beijos

Estercita

Steki dijo...

Estercita:
Gracias por tu comentario, pebeta. Nos cruzamos. Justo cuando estoy recordando a otro genio nuestro pero, gracias a Dios, aún vivo. Besotes.

dondelohabredejado dijo...

Un gran hombre de ciencia y un admirable ser humano. Otro que no tuvo en vida el merecido reconocimiento.
Recuerdo el momento de su muerte, como nos pasará a todos, como un dolor terrible, y a la vez una indignación y bronca...
Es importante que se conozca su vida, que se lo reconozca. Me encanta tu post, por eso.
Un abrazo.

Steki dijo...

Dondelohabredejado:
Sí, creo que su muerte repentina nos dejó helados a todos. Besitos.

Carlos Alberto dijo...

Steki, lei la carta del Dr Favaloro y no puedo contener el llanto de tanta verguenza e impotencia que me produce esta inmensa perdida. Hoy, a pesar del tiempo transcurrido, mis sentimientos siguen intactos ante tanta grandeza. Estoy seguro que tamaña perdida nos duele a todos. Te quiero mucho. Gracias.

Steki dijo...

Carlos Alberto:
Estoy desconcertada. Quién sos?
Gracias por pasar por mi blog! Me alegra que te haya gustado. Todos nos sentimos así, un poco chiquitos ante tanta grandeza.
Un beso grande.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...